Muñecos Street Dogz

Estas Navidades los niños podrán pedir a los reyes algo más que la PLayStation 3… un peluche “Street Dogz” ya que parte de los beneficios irán a la Asociación de Amigos de los Animales (ANAA) para ayudar a financiar las actividades y contribuir al mantenimiento del centro de adopción.
Será una colección de cuatro cachorros de perro, que buscan un hogar (simulando que han sido abandonados). Con estos peluches se pretende divulgar la necesidad de adoptar animales en lugar de comprarlos, además de evitar que se regalen animales sin control y que luego acaben abandonados.
Los peluches son blanditos con aspecto tierno y desaliñado (se han basado en Anayet, una perrita abandonada que fue adoptada) y cuentan con sensores que varían su estado de ánimo: si se le toca el hocico gruñe, si se acaricia el lomo se pone contento, si está animado mueve la cabeza y si no le hacen caso, ronca y se duerme (se desconecta)

street dogz - derecho animal

Cada muñeco lleva papeles de adopción y un cepillo para que le cuiden. Así que al recibirlo hay que ponerle un nombre, cepillarlo y rellenar los papeles de adopción se mandan a la casa para que figure en el registro de adopciones. Después el niño firma un contrato de adopción con un decálogo de derechos y deberes de ambos.
Se encontrarán en centros comerciales y tiendas de juguetes por 30 €. Y el lema de la campaña será: “perritos abandonados buscan un hogar con cariño”.

Los comentarios están cerrados.