SE CIERRA UNA PERRERA POR MALTRATO DE ANIMALES

La Perrera El Refugio que se encuentra en Puerto Real,fue cerrada por tres Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona ) de la Guardia Civil.La orden fue dada por el Juzgado 2 de Puerto Real y quienes la solicitaron la organización de proteccionismo nacional.

En España es la primera vez que el Maltrato de animales es juzgado como un delito,ademas de ser también la primera vez que este acto va acompañado por el cierre de una perrera.

Este tribunal también es quien decretaron la Inhabilitación del Veterinario que atendia en esas instalaciones sin poder ejercer ninguna profesión que tenga que ver con Animales.El dueño de la perrera ,cuyas iniciales de la misma son R.P.,Placido G.M junto a un trabajador del centro,la Gerente y obviamente el veterinario están acusados de ser los autores del maltrato de estos animales,una denuncia falsa y constar con documentos falsos.

Este caso no es reciente,viene hace muchos años el maltrato en las instalaciones de Puerto Real,donde se sabe que sacrificaban a los animales de una forma agónica utilizando un potente paralizante,el Mioflex,que les provocaba una muerte lenta y muy dolorosa por la asfixia que sufrían centenares de perros y gatos.Tan solo en este año 2007 ya se ha contado unas 566 victimas.

Según los denunciantes,llevaban a cabo esta practica por cuestiones económicas,ya que con una pequeña cantidad de este veneno podían matar a un montón de animales y sin gastar demasiado.

La juez,hace constar en la orden de clausura que al registrar las instalaciones de la Perrera se encontraron:grandes cantidades de jeringas,agujas desechables,53 ampollas de 10 milimetros de Mioflex Braun miligramos.Y un frasco de Calmo Neusan de 100 militros que estaba vencido.

En el acto en que la Perrera es clausurada,la Juez induca que hay “indicios de criminalidad” e “indicios suficientes” de que el veterinario titular “pudiera ser responsable en concepto de autor de un delito de maltrato de animales domesticos del articulo 337 del Código Penal,del maltrato con ensañamiento y de forma injustificada de animales domésticos que les cause la muerte”. La titular del Juzgado estima que sus explicaciones “no resultan convincentes máxime cuando por un lado manifestó desconocer cuál es el principio activo de esta sustancia pero, por otro, manifestó aplicarla post mortem como miorelajante”.

Ahora los animales que se encontraban en este lugar serían distribuidos en distintas asociaciones protectoras para su adopción.

El Refugio que fue la organización denunciante “se aplaude” cada párrafo del auto de la juez, que se fundamenta en un informe del Seprona de 64 paginas , además de las contradicciones del veterinario titular en su declaración del martes pasado.

El Presidente Nacho Paunero de la organización denunciante manifesto que:”Este acto es un gran paso adelante en la protección animal y nos anima a continuar trabajando en defensa de los animales”.

Los comentarios están cerrados.