¿ Esto es arte ?

Natividad

Para los que no os hayáis enterado hay un hijo de la gran puta llamado Guillermo Habacuc que piensa que es un gran artista.

Este desgraciado, decidió que le parecía una obra artística, y una expresión de su “arte” el atar a un perro callejero en la galería de “arte” donde exponía para mostrar a los visitantes su muerte por inanición. Pagó a unos niños para que capturasen algún perrillo vagabundo, y estos le trajeron a Natividad, una perrilla famélica y enferma.

El “artista” Hababuc la dejó atada en una esquina del museo a la vista de todos. En la muestra también incluyó la frase, escrita con alimento de perro, “Eres lo que lees”; así como de un audio con el Himno Sandinista al revés, fotos y un incensario, donde se quemaron 175 piedras de crack y una onza de marihuana. Natividad no tardó en morir. Nadie la ayudó. Lo mejor de todo es que algunos/as desean llevar a ese “artista” a la Bienal Centroamericana Honduras 2008. Hababuc dice que era un perro callejero, que estaba enfermo y que hubiera muerto anyway. Por esa misma regla de tres, los genocidios serían una forma de arte ¿no? al fin y al cabo, todos iban a morir.

Este tipejo tiene de “artista” lo que yo tengo de astronauta. Podéis votar aquí la petición on line para que NO acojan en la bienal a este cabrónara los que no os hayáis enterado hay un hijo de la gran puta llamado Guillermo Habacuc que piensa que es un gran artista. Este desgraciado, decidió que le parecía una obra artística, y una expresión de su “arte” el atar a un perro callejero en la galería de “arte” donde exponía para mostrar a los visitantes su muerte por inanición. Pagó a unos niños para que capturasen algún perrillo vagabundo, y estos le trajeron a Natividad, una perrilla famélica y enferma. El “artista” Hababuc la dejó atada en una esquina del museo a la vista de todos. En la muestra también incluyó la frase, escrita con alimento de perro, “Eres lo que lees”; así como de un audio con el Himno Sandinista al revés, fotos y un incensario, donde se quemaron 175 piedras de crack y una onza de marihuana.

Natividad no tardó en morir. Nadie la ayudó. Lo mejor de todo es que algunos/as desean llevar a ese “artista” a la Bienal Centroamericana Honduras 2008. Hababuc dice que era un perro callejero, que estaba enfermo y que hubiera muerto anyway. Por esa misma regla de tres, los genocidios serían una forma de arte ¿no? al fin y al cabo, todos iban a morir. Este tipejo tiene de “artista” lo que yo tengo de astronauta. Podéis votar aquí la petición on line para que NO acojan en la bienal a este cabrón.

Los comentarios están cerrados.