Disminuye notablemente la población de “Lobos Marinos” en Argentina

lobomarino.jpgDisminuye notablemente la población del Lobo Marino Sudamericano. La Fundación Fauna Argentina sospechan que dicha disminución se debe a una escases del alimento principal de esta especie, por la sobrepesca. Pero este problema no es de ahora, más bien viene dándose hace 8 años.Mar del Plata esta perdiendo, de forma lenta, una parte de su diversidad biológica y un atractivo que ni turistas ni marplatenses dejan de visitar. Se trata de los lobos marinos de un pelo, declarados monumento natural de la ciudad, quienes están abandonando la colonia de la Escollera Sur.
Este inconveniente se esta dando desde el año 2000, según la Fundación Fauna Argentina, cuyo objetivo es cuidar la colonia y protegerlos, no sólo la especie de Lobos Marinos sino también de otras especies de fauna marina y costera de la zona.
Esta identidad esta alertando a la población de este grave problema, como lo hicieron notar en informes que elevaron al área de especies demersales costeras del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep) a quien solicitaron “colaboración” para realizar trabajos más profundos y recomendaciones tendientes a conservar los recursos marinos.

El secretario de la Fundación, Juan Lorenzani, explica que: “Está disminuyendo la población de la colonia, lo venimos viendo desde el año 2000 y tememos que tenga que ver con la pesca. Al disminuir la cantidad de especies costeras, los lobos migran buscando otras loberías y alimento”. Además, comento que en época de veranos los Lobos Marinos en edad reproductive migran hacia colonias de hembras y “luchan2 para poder conseguir pareja.

Según el seguimiento permanente que realiza la entidad, Lorenzani asegura que “la colonia tenía una población habitual de 600 ejemplares, incluso tuvo picos de 800 lobos en temporada -invierno-, pero observamos que ha disminuido en un 50 o 60lobomarino2.JPG por ciento”.

“Nosotros no estamos en el tema de pesca pero es sabido que hay una disminución de capturas en general y eso repercute en la fauna en general” aclaró.

Tras las consultas de turistas y marplatenses, preocupados por el esta en que se encuentran los Lobos Marinos, Lorenzani explicó que la colonia la colonia de la Escollera Sur es exclusivamente de machos. “En esta época quedan sólo los más viejitos o los más jóvenes, los que no están en condiciones de reproducirse. Los demás han migrado hacia el norte -Uruguay- o hacia el sur -Viedma, Puerto Madryn- donde van a intentar reproducirse”. Al respecto recordó que a modo de cortejo, los lobos tienen “duelos territoriales” que suelen ser largos y cruentos. Es que el ganador del duelo es el que adquiere el derecho a las hembras. “Es por eso que a veces en Mar del Plata se ven los lobos con heridas y más flacos. Durante todo el mes de reproducción no comen”, indicó.

Al evaluar otros de los motivos por lo que esta especie esta disminuyendo, agregándose que los que se pueden apreciar se encuentran en mal un mal estado de salud, Lorenzani recordó que “actualmente hay en la colonia unos 300 ejemplares, pero si hace calor muchos están en el agua y en los barcos hundidos que quedan sobre la escollera, habita una treintena de estos animales”.

Pero por otra parte, “hay muchos que sufren heridas de zunchos, al cruzarse con las lanchas pesqueras o por quedar atrapados en las redes de pesca”, agregó.

CARACTERÍSTICAS DE LOS LOBOS MARINOS:

El lobo marino sudamericano, (Otaria flavescens), también llamado lobo marino chusco, lobo marino de un pelo, león marino del sur o león marino sudamericano, es un mamífero marino de la superfamilia Pinnipedia que habita en las costas de Sudamérica, de Chile, Perú, Uruguay, y Argentina.

Son de color pardo oscuro cuando adultos y negro cuando jóvenes. Los machos adultos habitualmente pesan unos 300 kg, el doble que las hembras, y poseen una capa de pelo castaño rojizo sobre el cuello. Esta “melena” es la causa de que sean llamados leones marinos.

Habitan con un grupo de unos 15 individuos, formadas por el macho, su harén y unos pocos jóvenes. Durante el verano, en diciembre y enero, se trasladan a parir a sitios protegidos donde se congregan miles de animales. La gestación dura casi un año y cada vez nace una sola cría. Durante la época de reproducción, los machos entran en combate por el control de su territorio y por las hembras, y es usual que no se alimenten,viven alrededor de 25 a 50 años.

La comida principal de esta especie son peces, pulpos y calamares, comen entre 15 y 25 kg de alimento por día. El ser humano los cazaba para obtener carne y aceite; pero la principal razón para perseguirlos era que la piel de las crías recién nacidas, llamadas “popos” (del inglés puppy), tiene uso en peletería.