Regresan los Rebecos a la montaña Oriental de Cantabria, despues de 25 años de ausencia

rebecos.jpg

Después de 25 años de ausencia, los “Rebecos” volvieron a la montaña Oriental de Cantabria. Habían abandonado esta hábitat por la presión humana y por la masiva deforestación que sufrió la zona en los siglos XVII y XVIII para abastecer a la industria naval.

El regreso de esta especie fue gracias a la Fundación Naturaleza y Hombre, quienes hace 6 años que emprendió un proyecto para la vuelta de esta especie, la cual contó con la financiación del programa europeo Life..

Después de cinco años, que pusieron en libertad a los seis primeros Rebecos, dos machos y cuatro hembras, que fueron capturados en el Parque Natural de los Picos de Europa, la población de esta especie en la montaña oriental de Cantabria asciende actuelmente a un total de 55. La mayoría de ellos, 38 han nacido en su nueva casa, según datos difundidos hoy por la Fundación Naturaleza y Hombre.

Para lograr las metas de este proyecto, se capturaron, en distintas fases 24 rebecos en Macizo Central de los Picos de Europa, que tras pasar unos días en un cercado “pre-suelta”, para asegurarse que no padecían ninguna enfermedad y que podían sobrevivir solos, quedaron en libertad. Y en ese momento se inició un proceso de adaptación de los animales a su nuevo hábitat, bajo el seguimiento y vigilancia del servicio de guardería de la Fundación Naturaleza y Hombre.

El hábitat del rebeco por el oriente de Cantabria se extiende ahora por cerca de 21.500 hectáreas, 1.000 de ellas cedidas por una sociedad de cazadores de la zona para que el ‘rey de los riscos’ disfrute de un lugar tranquilo donde reproducirse.

rebecos1.jpg

El presidente de la Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez, ha explicado hoy que la tasa de reproducción del rebeco en la zona “va aumentando progresivamente”, debido a que algunos de los ejemplares nacidos en los primeros años del proyecto se han convertido ya en adultos reproductores, por lo que se espera que en el próximo año el número de alumbramientos sea aún mayor.

DESCRIPCIÓN DE LOS REBECOS:

La longitud del cuerpo de los Rebecos adultos oscila entre los 110 y los 130 centímetros, a los que hay que añadir los 3 o 4 centímetros por la corta cola que poseen. La altura en la cruz es de 70-80 centímetros y el peso varía entre 20 y 30 kilos. Los machos son mayores que las hembras, con los colores más oscuros y marcados y la cornamenta de mayor longitud.
Las pezuñas son finas y altamente versátiles, capaces de hacer subir a su dueño por las rocas y el hielo sin problemas. Esto se debe al peculiar diseño de las almohadillas que ocupan la parte central de sus pezuñas.

Los rebecos son animales sociales que se mueven en pequeños grupos a la búsqueda de pastos de montaña. Estos grupos están formados sólo por machos (que también pueden ser solitarios) o sólo por hembras y sus crías, los cuales sólo se reúnen durante la época de celo. Son de costumbres diurnas.