Conociendo a los tigres

13.jpg

El tigre (Panthera tigris) es una de las cuatro especies de la familia de los felinos (Felidae) pertenecientes al género Panthera. Se encuentra solamente en el continente asiático; es un predador carnívoro, y es la especie de félido más grande del mundo, pudiendo alcanzar un tamaño comparable al de los felinos fósiles de mayor tamaño.

Existen seis subespecies de tigre, de las cuales, la de Bengala es la más numerosa; sus números constituyen cerca del 80% de la población total de la especie; se encuentra en la India, Bangladés, Bután, Birmania y Nepal. Es una especie en peligro, y en la actualidad, la mayor parte de los tigres en el mundo habitan en cautiverio. El tigre es el animal nacional de la India.

Es un animal solitario y territorial que generalmente suele habitar bosques densos, pero también áreas abiertas, como sabanas. Normalmente, el tigre caza animales de tamaño medio o grande, generalmente ungulados. En las seis diferentes subespecies existentes del tigre, hay una variación muy significativa del tamaño. Los tigres machos tienen un tamaño mucho mayor que el de las hembras. Análogamente, el territorio de un macho cubre generalmente un área mayor que el de una hembra.

El tigre es el felino más grande del mundo; el peso récord en estado salvaje de un macho adulto es de más de un tercio de tonelada. El tamaño de los tigres y demás características varían de una subespecie a otra. En estado salvaje, los tigres machos tienen un peso que oscila entre los 100 y los 306 kg, y una longitud, incluyendo la cola (que mide entre 60 y 100 cm en los machos más grandes) de entre 2,13 y 3,35 m. Mientras que las hembras, mucho más pequeñas, tienen un peso de 85 – 167 kg; todo esto desde los tigres de Sumatra (la subespecie de menor tamaño) hasta los tigres de Amur (la subespecie de mayor tamaño).

La mayoría de los tigres tienen un pelaje naranja o leonado, un área intermedia y ventral blanquecina y las rayas varían en tono desde marrón oscuro hasta el negro. La forma y cantidad de las rayas varían entre las diferentes subespecies, aunque la mayoría de los tigres suelen tener menos de 100 rayas. El patrón de rayas es único en cada ejemplar, y es posible utilizar esto para identificar a un individuo, de la misma forma que las huellas digitales se utilizan para identificar a una persona. Sin embargo, debido a lo difícil que es registrar el patrón de rayas en un tigre salvaje, este no es el método más usado para la identificación de un tigre. Probablemente, la función de las rayas es el camuflaje, siendo útil para ocultarse de sus posibles presas. El patrón de rayas también se encuentra en la piel del tigre, por lo que, si es afeitado, sus rayas distintivas pueden ser observadas.

23.jpg

Como la mayoría de los felinos, se cree que los tigres tienen cierta visión de color.

Al igual que los otros miembros de su género, el tigre tiene la capacidad de rugir.

Territorio

Los tigres adultos suelen ser ferozmente territoriales. Las tigresas pueden tener un territorio de 20 km², mientras que el territorio de los machos es mucho más extenso, cubriendo un área promedio de 80 km², sin embargo el tamaño del territorio depende de las diferentes poblaciones del tigre, siendo más grandes los territorios pertenecientes a los tigres del sudeste de Rusia que los de cualquier otra subespecie de tigre. Los tigres varones pueden permitir la entrada de varias hembras a su territorio, hasta el punto de compartir una presa e incluso alimentarse después que la hembra (en el caso del león, ocurre exactamente todo lo contrario, pues es el macho dominante el primero en alimentarse); pero no toleran la entrada de otros tigres machos en su territorio. Debido su naturaleza agresiva, los conflictos territoriales entre tigres son violentos, y pueden terminar con la muerte de uno de los machos; aunque este tipo de muertes son más infrecuentes de lo que se cree, pues en la mayoría de las luchas por el territorio, los machos terminan prácticamente ilesos. Para marcar su territorio, el macho rocía la orina u otras secreciones sobre los árboles.

Existen varias técnicas para estudiar al tigre en estado salvaje; hace algunos años, las poblaciones de tigres eran calculadas por los moldes de yeso tomados de sus huellas. En la actualidad el collar radiotransmisor se ha vuelto un instrumento muy popular para el estudio del tigre en estado salvaje.

32.jpg

Reproducción

Una hembra sólo es receptiva por algunos días, y el apareamiento puede ocurrir varias veces durante tiempo. La gestación tiene una duración aproximada de 103 días, y tras pasar este periodo, la hembra da a luz de 3 a 4 crías de menos de 1 kilogramo de peso.

Los machos adultos pueden llegar a matar crías para hacer a las hembras receptivas.

Al cumplir las 8 semanas de nacidos, las crías están listas para salir de su guarida y seguir a su madre. Los ejemplares jóvenes se vuelven independientes aproximadamente a los 18 meses de edad, pero hasta una edad aproximada entre los dos años y los dos años y medio no se separan definitivamente de su madre. Los tigres alcanzan a la madurez sexual a los 3 ó 4 años de edad. Las tigresas jóvenes generalmente establecen su territorio muy cerca del de su madre, mientras que los machos tienden a vagar en busca de un territorio, que adquieren normalmente mediante luchas con el macho dueño de cierto territorio. Las tigresas suelen dar a luz a un número similar de hembras y machos durante toda su vida.

Los tigres son bien criados en parques zoológicos u otros lugares de conservación, y sólo en Estados Unidos, la población de tigres en cautividad es tan grande como el número total de tigres en estado salvaje.

Métodos de caza

Normalmente los tigres buscan cazar herbívoros de gran tamaño; algunos ejemplos son los ciervos Sambar, el cerdos salvajes, gaures, bufalos acuáticos y ganado doméstico. Se sabe que los tigres viejos o heridos son los más propensos a atacar a ganado doméstico, estos the tigres son llamados comúnmente como “tigres ataca hombres”, lo que conduce muchas veces a que estos felinos sean terriblemente eliminados por el hombre. Se sabe que en los pantanos de Sundarbans, que es donde ocurren más incidentes como los mencionados, muchos tigres sanos y en perfectas condiciones han buscado atacar seres humanos.

El tigre usa su tamaño y fuerza para golpear a su posible presa y sacarla de balance. A pesar de su gran tamaño, los tigres pueden alcanzar velocidades de hasta 72 km/h; también utiliza sus músculos para sostener y derribar a sus presas, especialmente si es grande, como un gaur. Una vez que el animal este en suelo, el tigre muerde la parte posterior del cuello, generalmente rompiendo la médula espinal, o perforando la tráquea, dandole a su presa una muerte casi inmediata.

Los tigres adultos son capaces de dar saltos de hasta 5 metros de altura, o de 9 o 10 m de longitud, lo que lo convierte en uno de los mamíferos que más alto pueden saltar (sólo detrás del puma en cuanto a la capacidad de salto).

Las garras del tigre (que suelen medir alrededor de 7,5 cm de largo), combinadas con la fuerza que puede utilizar para golpear, lo hacen capaz de matar a un rumiante adulto con un sólo golpe.

41.jpg

Especies extintas

Durante el siglo XX se extinguieron otras tres subespecies debido a la caza y al deterioro de su hábitat:
Tigre de Bali
Tigre de Bali

* El tigre de Bali (P. t. balica) existió solamente en la remota isla de Bali. Los tigres balineses fueron buscados y cazados hasta su extinción, el 27 de septiembre de 1937, con una hembra adulta cazada en Sumbar Kima, en el oeste de Bali. El tigre de Bali fue la subespecie más pequeña del tigre; con peso máximo de 100 kg en los machos, y 80 en las hembras.

* El tigre de Java (P. t. sondaica) habitó únicamente en la isla de Java. Probablemente, la subespecie se encuentra extinta desde finales de los años 70, como resultado de la caza y la destrucción de su hábitat; sin embargo, su desaparición ya era probable a principios de los años 50 (cuando se pensaba que existían menos de 25 ejemplares en estado salvaje). El último tigre de Java fue avistado en 1979.

* El tigre del Caspio (P. t. virgata) fue el único tigre que habitó en el oeste de Asia, abarcando países como Afganistán, Irán, Iraq, Paquistán, Rusia y Turquía. Sufrió una dura campaña de exterminio en la Rusia zarista. El último ejemplar ruso fue abatido en el actual Azerbaiyán en 1923, y la subespecie desapareció definitivamente cuando se cazó al último tigre iraní en 1959. Fue un tigre voluminoso, casi tan grande como el tigre de Bengala; los machos podían alcanzar los 240 kg. Fue una de las dos subespecies de tigre (junto al indio) que, además del león del Atlas y otros animales fueron utilizadas por los romanos para luchar con gladiadores.

Fuente: Wikipedia>

Los comentarios están cerrados.