Amistad entre un oso y un gato

26.jpg

La amistad no tiene limites, y el caso que os vamos a presentar es uno de ellos.

Se trata de la amistad que nació entre un gato y un oso asiático en el zoológico de Berlín. Ya hace muchos años que el gato se acercada a la jaula y permanecía inmóvil cercano al oso, incluso años atrás el gato había ingresado a la jaula donde compartieron alimentos.

38.jpg

Al ver tanta apacibilidad del enorme oso, con respecto a su “visitante”, las autoridades del zoológico tomaron una decisión arriesgada. Hicieron ingresar al gato a la jaula, donde le acondicionaron un espacio especialmente para que bienestar.

La reacción de ambos fue de total amistad. Se aproximaron, se reconocieron, y ambos se fueron juntos a comer.

Desde hace días que ambos comparten la jaula y parecen estar muy a gusto.

16.jpg

Los comentarios están cerrados.