¿ Cómo alimentar una tortuga ?

Antes que nada recordamos que las tortugas no son animales domésticos, por ello no es aconsejable tenerlas fuera de su hábitat natural. Sin embargo, sabemos que en muchos hogares las tienen como mascotas, y será difícil persuadirlos de dejar de hacerlo.

Entonces, hemos decidido colaborar con la buena alimentación de éstos pequeños animales que son mantenidos en hogares familiares.

Lo primero que hay que tener bien en claro, que las tortugas no solo se alimentan de plantas o frutas como muchos piensas; también se debe incluir en su dieta, una porción de carne.

Principalmente, se les debe proporcionar verduras, como ser lechuga, tomates y zanahorias. También les gustan las flores, plantas, hojas, maíz y arroz. Pero además se les debe proporcionar alimentos con salvado, para ayudar con su digestión.

También es importante que ingiera pequeñas cantidades de proteínas; las cuales son necesarias para la salud de su pequeño organismo; éstas serán dadas mediantes lombrices, caracoles, carne picada, corazón e hígado.

Es preciso tener en cuenta que, al ser animales muy lentos, les cuesta mucho eliminar grasas; y en caso de tener gran ingestión de alimentos grasos, pueden llegar a obstruir sus arterias; además de provocarles obesidad.

Por supuesto que no le debe faltar nunca un bebedero con suficiente agua. A pesar de que las frutas que consumen le proporcionan líquidos, siempre necesitan beber agua fresca y limpia.

Un dato a tener en cuenta, es que las tortugas, realizarán en una determinada época del año, un periodo de hibernación, durante el cual puede pasar varias semanas; sin probar ningún alimento. No debemos preocuparnos, ya que no significa que esté enferma, sino que su cuerpo se encuentra en letargo, y no necesita alimentarse, durante el periodo invernal.

También es importante que el bebedero, o plato, donde coloquemos su agua y alimentos, no sea demasiado alto; para no tener que forzar el cuello de la tortuga al estirarse a alcanzarlo.

Mientras que el alimento debe estar debidamente cortado en pequeños trozos. Tengamos en cuenta que las tortugas en general con bastante tragonas y pueden llegar a ahogarse con trozos demasiado grandes.

Estos consejos ayudarán con la salud física de su tortuga; pero no debemos olvidar que tan como cualquier otro animal, es imprescindible tratarlos con amor y cariño. Recordemos que somos nosotros quienes los estamos excluyendo de vivir en su ambiente natural; es por ello que somos los únicos responsables de su salud.

Los comentarios están cerrados.