MASCOTAS LIBRES DE GARRAPATAS Y PULGAS

GARRAPATASLas cifras suenan escalofriantes. Una pulga hembra puede poner diariamente 46 huevos.  Por su parte, una garrapata hembra adulta coloca entre 2 mil y 4 mil huevos, los que pueden permanecer biológicamente activos en el ambiente durante… tres años. Todo esto nos indica que las pulgas y garrapatas fácilmente pueden transformarse en plagas. El 90 por ciento de estos parásitos viven en el ambiente y no en perros y gatos.

Estas cifras cobran vigencia en primavera, cuando junto con el aumento de temperatura eclosionan los huevos de pulgas y garrapatas.

La convivencia con estos parásitos no resulta agradable ni para las mascotas ni para los seres humanos. “Anemia, pérdida de peso, hemorragias, decaimiento y fiebre son las consecuencias del asedio de estos parásitos que afectan a nuestras mascotas”, indica el médico veterinario de laboratorio Drag Pharma Patricio Moreno.

Enfermedades zoonóticas

La garrapata puede transmitir al hombre una enfermedad llamada Ehrlichiosis, enfermedad de notificación obligatoria al Ministerio de Salud, la cual puede provocar trastornos de coagulación, fuertes dolores de cabeza, fiebre, dolor muscular y de articulaciones. Es transmitida por la garrapata café,  que mide entre 0,35 y 1,5 centímetros.

El especialista de Drag Pharma indica que la pulga del gato actúa como vector de la bacteria Bartonella henselae. Las pulgas se infectan al ingerir sangre de un gato infectado, replican la bacteria en su sistema digestivo y la excretan a través de las fecas. La mascota, al tocar su piel, deposita las bacterias en las uñas, pudiendo transmitir la enfermedad al ser humano a través del arañazo, con síntomas como inflamación de ganglios, fiebre y decaimiento.

Consejos de desparasitación

· Selección de sistema: lo relevante es adoptar actitud preventiva durante todo el año, protegiendo a la mascota con sistemas repelentes como collares antipulgas con insecticida o ecológicos. Pero si la reacción es tardía y la mascota está infectada, hay métodos más drásticos para combatirlas: shampoos antipulgas y garrapatas, talcos, pipetas, spray y baños sanitarios, que provocarán la intoxicación, muerte y desprendimiento de los parásitos.

·Control de parásitos del ambiente: es recomendable fumigar la casa del animal, sofás, alfombras y muebles, además del jardín, lo que se puede realizar con productos para baños sanitarios.

·Tratamientos complementarios: si se emplea un shampoo y se fumiga el entorno, se recomienda continuar con un collar. Así se evitará que la mascota adquiera parásitos en sus paseos o la convivencia con otros animales

·No reventar la garrapata: se dispersan sus huevos y contaminan el ambiente.

http://www.lasegunda.com/