Obesidad

La obesidad es la acumulación de grasa corporal que impide la actividad normal del animal.
Normalmente se produce porque el consumo de calorías es superior al gasto, y este exceso de calorías se almacena y transforma en grasa. Se ingiere más energía de la que se necesita.

El exceso de peso supone dificultades locomotoras, la función cardiovascular y tolerancia al calor y al ejercicio. La grasa en el abdomen hace presión sobre el diafragma provocando dificultad al respirar.

Las causas de la obesidad son:

– El aumento del consumo de calorías (acceso a la comida constantemente, muy energética)
– Disminución de ejercicio debido a un aumento de la vida sedentaria.
– Predisposición genética.
– Problemas endocrinos.

Se sabe si un perro o un gato es obeso, además de ser algo visible, porque las costillas no se palpan. La grasa se acumula en el tronco, tripa, pecho. En el gato se acumula en la parta baja del vientre. Tanto en el perro como en el gato, si se les ve desde arriba, no se les aprecia la cintura.

La obesidad se puede controlar si se trata con tiempo

Para reducir el peso, hay que reducir las calorías diarias en la alimentación y aumentar la actividad física. Una dieta con pocas grasas, con mucha fibra y baja en calorías.

El veterinario establecerá la dieta y el nivel de ejercicio que el perro o gato necesita para recuperar su peso de nuevo.

Un saludo a todos.
Noelia.