¿Perro de patio, de azotea o de casa? (Parte II)

Como les comentaba en el post anterior mi abuelo humano y todos sus hermanos aprendieron que los animales deberían de estar afuera y que ese era su lugar.

Y esos niños se volvieron adultos, se casaron y tuvieron hijos. Yo seguire con la historia de mi familia y porque no ventilare algunos detalle de otros miembros de la familia.

Cuando mis abues tuvieron hijos y salieron bien animaleros, bueno mi mami al principio no por qué era bien coda. Un día mi tío quería comprar un cotorrito y le pidió a mi ama que le ayudara con su domingo y después de mucho pensarlo le contesto “¿y come?” y obvio mi tío le dijo que SI y la coda de mi ama le dijo…entonces no!! Esa anécdota le choca mero a mi me da mucha risa.

Por la casa han pasado todo tipo de animales. Gatos, perros, renacuajos que se convirtieron en ranas, iguanas, ratas, hamsters, pirañas y todo lo que se puedan imaginar.

Como era de suponer ese padre les enseño que los animales tenían su espacio y en claro que tuvieron perro de azotea y a las pruebas me remito.

Pero claro mi humanos la querían mucho y jugaban con ella, la bajaban la llevaban al veterinario y era parte de esa familia. Ahí mi ama ya era bien perrera y a cada rato se subía a jugar con la perra y en más de 2 ocasiones por andar jugando mi ama se cayó de la azotea. Así que si un día la ven y notan que no le gira bien la ardilla saben la razón (jejeje).

Y creo que esa experiencia también sirvió para que se sensibilizaran y comprendieran que la azotea no era un lugar para un perro, ya que después llego Hunter y el ya fue un perro de patio

Perro de patio pero con más cuidados, ya tenía una casa, cobija, juguetes y su atención medica. Era un perro súper intrépido, lamentablemente lo tuvieron que dar en adopción ya que se cambiaron de casa y que creen… iban a vivir cerca de la familia de mi abue y no les gustaban los animales, “Qué si era muy grande, que si los iba a morder, y sus hijos hasta lloraban al verlo” así o mas exagerados.

Pero como el espíritu animalero no puede esconderse volvieron a tener mascota en esta ocasión un Mestizo Power y una gatita rescatada de un bote de basura. Ese perro ya le fue mejor ya estaba más tiempo en la casa y cuando hacia frio dormía dentro de casa, y la gatita era una consentida que convivia perfectamente con el perro, eran una pareja de 10!!

Así fueron pasando los años, algunos gatos (siempre no los roban) hasta que yo llegue y no fui ni perro de patio, ni de azotea soy perro de casa.

Creo que mi familia paso por muchos procesos para tener perros de casa y dejar de lado aquella vieja educación donde el perro era para estar afuera, sin casi tener contacto son sus humanos.

Yo no puedo juzgar a las persona por como deciden tratar a sus mascotas, tal vez están pasando por ese proceso de evolución por el que paso mi familia. Pero lo que si les puedo decir es que antes de tener una mascota piensen bien lo siguiente:

  • Tienes una espacio adecuado para la mascota
  • En caso de poder tenerlo dentro de casa, tendrá patio y una casa que los resguarde
  • Tienes tiempo para juagar, sacarlo a correr.
  • Crees tener la paciencia para educarlo
  • Estas dispuesto a recibir grandes cantidades de amor incondicional.

Lo que no se vale:

  • Sacar sus frustraciones con nosotros
  • Dejarnos arrumbados.
  • Ser perros de azotea, ya que podemos desarrollar problemas de conducta y nos sentimos muy solos
  • No darnos cuidados veterinarios, si nos cuidas también te cuidas tú.

Hay que recordar lo que decía Mahatma Gandhi “Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”

Ya para terminar, ¿en sus familias pasaron por algo parecido? ¿Han sido animaleros desde siempre?

Perru Besos

@Pantupeluche