Mejorando la atención médica Veterinaria de nuestra mascota.

La elección del Médico Veterinario para nuestra mascota no siempre es fácil, deberemos encontrar aquel profesional donde tanto el tutor como el paciente se sientan cómodos, puede ser por referencias, cercanía del domicilio, simpatía, idoneidad, trayectoria, servicios, etc, además no hay que fijarse solamente en el costo sino la calidad del profesional y los servicios, puede existir variación en los honorarios entre profesionales pero también difiere la calidad de atención y servicios profesionales, recordar que nuestra mascota no es sólo una inversión financiera y merece la mejor atención.

La elección del veterinario deberá ser antes de buscar a nuestro amigo, debe verlo antes para que él le sugiera que tipo de animal, raza, tamaño, si es para companía o guardia, etc, es apropiado para su estilo de vida que será determinado por el profesional de acuerdo al lugar disponible en la casa, si existe patio o se vive en un departamento, integrantes de la familia, si existe otra mascota, si los vecinos tienen animales y cuáles, etc, la elección siempre será propia, pero un buen asesoramiento profesional nunca está de más y puede ahorrarnos problemas de convivencia con el animal o vecinos en el futuro.

Algunas preguntas que debemos hacernos antes de elegir una Clínica Veterinaria:

¿Son especialistas en el animal que tenemos?
¿Tienen atención de emergencias fuera de su horario comercial? Si no fuera así ¿Recomiendan a alguien?
Sí es Consultorio solamente. ¿Tienen convenios con otras clínicas para hacer estudios complementarios?
¿Hacen interconsultas con especialistas?
¿Tienen servicios de radiografías, ecografías, laboratorio, internación, etc.?
¿Realizan todas las cirugías? Sí no es así a quién derivan las de mayor complejidad?
¿Tienen servicio de recordatorio de vencimientos de vacunas y antiparasitarios?
¿El lugar es limpio y ordenado?
¿Hay olores desagradables?
¿Existe buen estacionamiento de autos?
¿El personal es atento?
¿La atención telefónica es la adecuada en rapidez y atención?

A continuación se enumera una lista de recursos para ayudarle a obtener mejor calidad de atención Médica Veterinaria para usted y su mascota. Cada día muchas mascotas reciben atención médica de buena calidad. Obtienen la atención apropiada, cuando la necesitan, de la manera indicada con los mejores resultados posibles.
Pero de vez en cuando, algo sale mal. Los animales reciben servicios médicos que no necesitan o no pueden obtener esa misma atención cuando sí la necesitan.
En ocasiones, los animales son víctimas de errores médicos que muchos, con nuestra colaboración podrían haberse evitado. Un error médico es una equivocación que sucede mientras un animal es atendido.
El hecho es que la calidad de la atención médica varía. Hay muchas razones por las cuales sucede esto, porque la calidad depende de muchas cosas, por ejemplo docilidad del paciente, cuánto se sabe acerca del tratamiento de su padecimiento, posibilidades económicas (por ejemplo para un tratamiento o llegar a un diagnóstico mediante estudios complementarios) etc.

Las investigaciones han mostrado que si se involucra más en su atención médica veterinaria, puede obtener mejores resultados y sentirse más satisfecho. He aquí lo que puede hacer:

● Trabaje en conjunto con su Médico Veterinario, los asistentes y otros familiares para tomar decisiones relacionadas con la atención de su mascota.
●Siga las indicaciones del prospecto del medicamento recetado en la veterinaria o farmacia. Asegúrese de que sea lo que el médico le recetó.
●Si tiene su animalito internado: hay muchas personas que pueden estar participando en su cuidado. Asegúrese que alguien, como su médico de cabecera, sea el responsable de atenderlo. Hable frecuentemente con esa persona. Si está muy enfermo o si necesita cirugía mayor pídale a un familiar o amigo que sea parte del equipo del cuidado de su salud.
● Pregunte, y siga preguntando hasta que entienda las respuestas. Tiene derecho a hablar con cualquier persona que esté involucrada en su atención. Pregunte cuánta experiencia tiene su médico en el tratamiento del padecimiento.
●Cuando le hagan una radiografía o algún análisis de laboratorio no suponga que el “no tener noticias son buenas noticias”, pregúntele a su profesional cuándo y cómo recibirá los resultados. ¿Será en persona o por teléfono? Si no recibe los resultados cuando los espera, comuníquese con su médico y pregunte por ellos.
● Pregúntele al veterinario que dice la evidencia científica acerca de su padecimiento y de las opciones de tratamiento. Sepa que “más no siempre es mejor.” Asegúrese de enterarse por qué necesita un análisis o tratamiento y cómo le puede ayudar. Podría ser mejor no tenerlo.
●Si va a someterse a una cirugía, asegúrese de que usted, su médico veterinario y el equipo de cirugía estén de acuerdo en lo que se va hacer. Entérese de todo lo que pueda hacer antes y después de la cirugía para apresurar su recuperación.

Cuando se determine un tratamiento asegúrese que entiende:

●Su diagnóstico.
● Cuánto tiempo tiene que tratarse la enfermedad.
● Las opciones que tiene para su tratamiento.
● Si los tratamientos están basados en la última información científica.
● Los beneficios y los riesgos de cada tratamiento

Por: Mascotia.