La defendió a muerte

PABLO NÚÑEZ

Parecía derrotada la hija de Asidero a 150 metros del disco, cuando la figura de Luckily se agigantó a media cancha, mientras muchos de sus partidarios hasta se animaban a vitorearla.

Fue entonces cuando Fabio Guedes sacó de la galera un conejo que ya ha utilizado varias veces, generalmente con éxito. Pegando de derecha -una acción que jugaría a su favor ante un eventual reclamo- fue llevando a Rosa Colonial hacia afuera en clara intención de cortarle la atropellada a la alazana que defiende al Intuición.

Y lo logró. La hija de Decisive vino a pasar de largo y se frenó. Más que hábil estuvo el jinete pedrense, quien jugó al límite del reglamento, sin cometer falta y corrigiendo la línea de su conducida cuando el contacto entre ambas yeguas parecía algo inevitable.

No hubo roce alguno y aquellos que aguardaban un reclamo del piloto derrotado o una actuación de oficio por parte del Comisariato, quedaron masticando bronca y vociferando: “¿Cómo la iban a bajar si es la yegua del comisario?”.

Pero tampoco se debe ser injusto con la defensora de La Pomme, que esta vez vino más en carrera que en ocasión de su victoria de Reyes y que a la hora de la verdad, puso garra y corazón para defender su liderazgo. En definitiva, al cruzar el disco hubo medio pescuezo a su favor. También fue muy bueno lo hecho por Luckily, la cual no hace mucho parecía estar más cerca del haras que de las pistas. La rubia demostró que está de regreso y que seguirá dando pelea.

Otra que dejó una gratísima imagen fue Brazzaville, que pagaba $ 146 y terminó a nada más que tres cuerpos.

LA CIFRA 4

Son ahora las victorias de la hija de Asidero sobre un total de once presentaciones.

Loreto VillarrealLuckily perdió con todos los honores

Costó mucho trabajo recuperarla, pero por suerte ahora la tenemos en su nivel, así que más allá de la derrota estoy muy conforme con Luckily, que si bien perdió lo hizo con todos los honores. Además, Fabio (Guedes) es un jockey muy vivo para correr y cuando vio venir a mi yegua abrió la línea, pero sin llegar a tocarla“.

Yolanda DávilaParecía que la otra la pasaba de largo

Temblé en el final, porque parecía que la otra (Luckily) la pasaba de largo. Por suerte Rosa Colonial puso mucho corazón y guapeó hasta el disco. También Fabio (Guedes) estuvo muy bien, defendiendo la carrera de gran manera. Ahora seguiremos apuntando a todos los clásicos de este tipo que hay en el calendario”.

Fuente Ovación Digital

—–

Otras notas de interes: Historia de Haras de la Pomme desde su fundación hasta Samuel Liberman