Los sabuesos: Beagle

Esta es otra de mis razas favoritas.

En cuanto a carácter, el Beagle es valiente, jovial, afectuoso e inteligente. Es un perro de caza criado para perseguir presas en el campo y está acostumbrado a vivir en jaurías, lo que hace que esté predispuesto para la compañía y que pueda ser uno más en la familia. Es tranquilo y se adapta a todo tipo de vida, tanto en el campo como en la ciudad. Es un perro con mucha energía y de cachorro acostumbra a ser muy travieso.

Es un perro inagotable y es evidente que necesita hacer mucho ejercicio diario. Posee un gran sentido del olfato y una vez suelto y sin correa, puede desaparecer siguiendo algún rastro, ignorando completamente las llamadas de su dueño.

En cuanto a sus cuidados, al tener un pelo corto y plano, es muy fácil de asear, poniendo especial hincapié en las orejas.
Tiene un gran apetito y nunca se cansa de comer, por lo que si no se controlan sus dietas podría padecer problemas de peso. A pesar de ello, es un perro muy sano y rara vez hay que llevarlo al veterinario.

Fuente: www.mundoanimalia.com