Mascotas en España: ¿Se han convertido en un bien de consumo?

La popularización masiva de las mascotas en España no es tan antigua. No fue hasta los años 70 cuando los españoles pasamos de una visión utilitarista de nuestras mascotas (protección, pastoreo) a empezar a incorporarlas a nuestras vidas desde una visión de los animales mucho más humanizadora. La Asociación Nacionalde Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía asegura que en 2009 había una mascota en el 49,3% de los hogares españoles.

Este proceso ha significado una incorporación fuerte de la mascota a la vida familiar, llegando incluso a poder sustituir a posibles descendientes. En los últimos años ha cambiado la familia tipo que tiene mascota. Si antes eran los núcleos familiares extensos los más propensos a obtener una, ahora son las parejas jóvenes sin hijos, solteros o compañeros de piso los más asiduos a convivir con animales. La incorporación de la mascota al mundo del consumo, también sujeta a modas, tiene buena culpa de ello.

Lea la noticia completa en elconfidencial.com