Rottweiler – Come niños y diabólicos

El trio inseparable (Moris 100 Lbs, Mumtaz 90 lbs, Beijin 50 lbs)

Cuando pensé en adoptar a una perrita Rottweiler, aún los amigos de mis hijos, me mandaban a preguntar si ya había pensado bien sobre la raza.

“La niña está linda, pero cree que soy hormiga”  Steph y Mumtaz

Creo que la fama mas grande que se dieron fue con el anticristo, en la cual creo que eran dos Rotts los que acompañaron al tan afamado Damian (Habría que pensar también en tener niños rubios y bonitos)

Luego, en muchas películas, el perro que persigue a quien invade la casa, es un Rottweiler, los cuales si la toma llegara hasta el final, estoy segura el perro se podría ver sobre el susodicho perseguido, comiéndoselo a besos.

“Mirá como te ensuciaste, hoy te van a regañar” Mumtaz y Canito

Y es que el Rottweiler, es un perro fuerte, por naturaleza, física y mentalmente.  No es agresivo, por naturaleza propia, si no mas bien por naturaleza humana, ya que muchos mal llamados seres humanos, necesitan el poder de un perro que intimide y agreda por él o ella.

La “personalidad” natural de los Rottweiler es dócil, cariñosa, amigable y protectora, son perros seguros de sí mismos. Viven para dar atenciones y amor.

“Hola amigo!!, eres de por aqui?” Moris y Puka

Los míos en particular, salen todos los días a caminar por la colonia, llueva, truene o relampaguee y socializan, tanto con personas, como con otros perros, nunca han atacado, ni a perros, ni a seres humanos, mi problema mas grande es que se quieren robar a cuanto perrito encontramos en la calle.

Y sí han sido atacados por perros, lo más sorprende fue que cuando un boxer gigante se les ha acercado en dos ocasiones a atacar, pensé que iba a correr la sangre y lo único que corrió, fue la baba del perro tonto, encima de los míos, ya que ellos ni se inmutaron.

No supieron cómo defenderse, no esperaron que el otro perro los lastimara o confiaban demasiado en que Yo podría defenderlos. Eso nunca lo voy a saber.

Saludando a su super amigo, que tambien es un santo en 4 patas (Mumtaz, Puka y Gala, con Oso)

Sé que a mi vecina, no le simpatizan los perros, sin embargo sé que nos ve salir a diario y ha podido observar a mis animales.

Un día de estos su hijito de unos 6 años me grita “No salgás todavía, que mi mami me regaña si me acerco a un perro”, espero a que él llegue a su casa y salgo, me encuentro a la mamá con el cochecito del bebé y la saludo, ella me devuelve el saludo.

Al día siguiente solo me encuentro a la vecina, con el cochecito y su bebé, salgo y pasamos una a un lado y la otra al otro lado de la calle, veo su rostro y está completamente descompuesta, no sé si se ha alterado por el miedo o de enojo, paso a la par suya, con mis tres gordos (Un Rott, un Chow-Chow y un mestizo), la saludo y no me contesta.

En la tarde, oigo un golpe, mi gorda viene corriendo desde el jardín, dejando las chanclas, me sonó a pedrada, salgo a ver y es mi vecinito, está recogiendo piedras y tirandole a mis gordos, que siempre salen a verlo.

Sale el papá que también ha sido chuchero y lo regaña. Yo me quedo pensando, tanto miedo u odio le está infundiendo la mamá para que el niño, haya tomado esa actitud?

Me sorprendió, ya que ellos siempre han sido vecinos ejemplares y el ninñito es uno de los niños mas dulces y educados que he conocido, sin embargo, me ha parecido  errada esa actitud, porque de ahí nacen los grandes miedos y fobias y las murallas que impiden tener el placer de disfrutar las alegrías que brinda un animal.