España: Una protectora de Corvera denuncia la utilización de lazos para atrapar gatos

Una protectora de Corvera denuncia la utilización de lazos para atrapar gatos
La aparición de cebos de carne envenenada en Las Meanas no fue el único episodio de maltrato animal que se conoció ayer en la comarca. La asociación protectora de gatos callejeros La Muxa denunció la localización de un gato con graves heridas en su abdomen al haberse visto atrapado por un lazo ilegal instalado en la zona de Fafilán, en Trasona.
Una protectora de Corvera denuncia la utilización de lazos para atrapar gatos
Según relatan desde el colectivo proteccionista, el felino fue encontrado por un grupo de personas «con el abdomen rodeado por un lazo metálico que presionaba de tal forma que le había ocasionado un corte circular y una gran infección» de la que fue tratado en la clínica veterinaria Corvera. La Muxa puso el suceso en conocimiento del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, cuyos agentes habrían verificado que, efectivamente, el gato había sido víctima de una trampa ilegal en Asturias. «Estos lazos están construidos con cable de acero de distinto grosor y están prohibidos pues en ellos pueden quedar atrapados tanto animales protegidos como domésticos», indican desde el colectivo La Muxa. A ello se suma el que «la muerte se produce por el estrangulamiento del animal o por inanición, cuando el lazo atrapa una de sus extremidades». En otros casos, los animales simplemente «quedan atrapados y mueren después de numerosos intentos por tratar de escapar» de la trampa, añaden desde el colectivo proteccionista. A esa última posibilidad se correspondería el caso del gato encontrado en Trasona, que no obstante pudo ser rescatado con vida.
La asociación La Muxa, al tiempo que hace un llamamiento para extremar la precaución ante la posible presencia de este tipo de trampas, recuerda que la utilización de este tipo de lazos «está tipificada como delito por el Código Penal» y por la legislación asturiana, por lo que cabría encausar a quienes la instalaron en la zona de Fafilán en la que se localizó el lazo que atrapó al gato.