De puta madre

Estoy de puta madre.

Esta mañana he montado a caballo-mi pasión-después cervecita con dos amigas y ahora preparándome para una quedada que tengo esta tarde. Al igual que los monumentos, con los años, las mujeres necesitamos cierta…restauración, y en ello estoy, que quiero estar guapa. Principalmente para mí misma.

Sé que los problemas están ahí, pero los dejo aparcados, abandonados como juguetes rotos en un trastero, que como casi todo en este mundo, pueden esperar.

Hoy es para mí, para ser feliz, para darme a los demás y basicamente para estar contenta conmigo misma, que la vida son dos días.

Por estas bondades, por estar de puta madre, doy gracias a quien sostiene mi vida.