WOODY, un podenquito en apuros

Esta monería se coló en una casa hace un mes. Estaba llenito de garrapatas y hambriento. La señora le dio de comer, lo bañó y lo desparasitó, pero no pudo quedárselo porque tiene un pastor alemán, y tenía que tenerlo encerrado para que no se pelearan.

Tiene 7 meses y es muy bueno, aunque todavía está un poquitín asustado y como veis es guapísimo.

Te ayudaremos  a encontrar ese hogar que tanto mereces.

¡¡¡MUCHA SUERTE PEQUEÑO!!!