¿Sabías que nuestra especie no es la única que padece alergias?

Sí, los animales también sufren esta enfermedad y también, como tu o como yo, tienen alergia al polen, al polvo, a la comida, a los parásitos e incluso a los hongos.

Como suele pasarnos a los humanos, en primavera también aumentan los casos de animales alérgicos. Una de las dolencias más comunes que suelen padecer es la dermatitis alérgica felina (gatos) y la dermatitis atópica (perros), es decir, alergias cutáneas, producidas porque ellos absorben estas sustancias ambientales por la piel. A diferencia de nosotros, ellos no manifiestan las alergias de forma respiratoria.

Algunas soluciones para prevenir y evitar estas alergias en tu mascota son las siguientes:    gato con alergia

  • Limpiar regularmente tu hogar. Llevamos varios meses hablando de la limpieza del hogar como algo imprescindible para evitar alergias en tu familia, y obviamente, tu mascota no puede ser menos. Utiliza sistemas eficientes para profundizar en esta limpieza.
  • Cambia de lugar la cama de tu perro para alejarlo de las sustancias que producen alergia, al menos cuando descansa.
  • Elimina los paseos fuera de casa, durante la mañana y la tarde, ya que la concentración de polen es mayor, sobre todo en primavera y verano,.
  • Puedes ponerle calcetines, para protegerle si los picores son muy fuertes.
  • Baña a tu perro con agua fría para aliviarle de los picores y, si es posible, báñalo con champú hidratante, para mantener la piel hidratada.

Puesto que nuestros animales no pueden sorprendernos un día y expresar lo que sienten, tenemos que ser nosotros los que detectemos comportamientos sospechosos, del tipo rascarse más de lo habitual o lamerse constantemente una zona en concreto. En muchas ocasiones esta zona está en las patas, los ojos (irritación) o la piel, a menudo enrojecida e irritada. Incluso, pueden llegar a sufrir una pérdida del pelo y aparecerles calvas.

Si sospechas que tu animal de compañía puede estar teniendo estos síntomas, no lo dudes y acude al veterinario para que le ponga el tratamiento adecuado.

Tú mascota es tu amigo y también parte de tu familia ¡no lo olvides, cuídalo!