Cuidado con el calor

Ante las altas temperaturas hay que tener mucho cuidado tanto en casa como si viajamos con ellos. Tanto dentro como fuera hay que evitar que nuestros animalitos estén en las zonas más calurosas y por supuesto esconderlos de la exposición al sol.

PREVECIONES

En perros y gatos, dar de beber regularmente para evitar la deshidratación. El agua se debe renovar a menudo y se debe administrar en pocas cantidades; No dejarlos encerrados dentro del coche; Sacar a pasear a los perros en los momentos de menos calor y evitar que hagan mucho ejercicio; No encerrar al perro o al gato en una habitación pequeña sin ventilación; Si la mascota vive en el jardín, debería tener una sombra en la que cobijarse; Darle la comida al perro por la noche porque después de comer son más propensos a sufrir colapsos; En caso de salir de viaje, es aconsejable llevar abundante agua y hielo. Si vemos que el animal se estresa, podemos colocar en el suelo del trasportín, toallas húmedas.

En hurones y conejos es bueno cepillarles muy amenudo para eliminar el pelo sobrante que les puede ocasionar más calor; Instalarles un pequeño ventilador aunque no muy directamente; Humedecer las orejas; Colocar una fuente de frío en su jaula como una toalla húmeda, botella congelada envuelta o sacos azules de pic-nic; Es aconsejable instalar en la base de su jaula una baldosa de azulejo o mármol porque estos materiales son más fríos que el plástico. En las jaulas de hurones se puede instalar un piscina para que ellos se bañen.

SÍNTOMAS

El perro o gato que ha sufrido un golpe de calor muestra los siguientes síntomas: Está perezoso y sin ganas de moverse; Su respiración es rápida o costosa y las mucosas de las encías y de la conjuntiva están azuladas; Temblores musculares e incluso vómitos; Les aumenta el ritmo cardíaco y se tambalean. En conejos los síntomas son respiración rápida, postración y desmayo. En hurones se advertirá dificultad en respirar, la lengua se presenta roja y con brillo y su saliva se convierte  espesa o pegajosa; Las almohadas de las patitas aparecen muy rojas. Se les ve deprimidosy  flacos; Y pueden padecer diarrea y vómitos de sangre;.

¿QUÉ HACEMOS?

Evidentemente hay que llevarlos al veterinario pero si no podemos hacerlo inmediatamente, nosotros podemos aplicar medidas de primeros auxilios:

En perros y gatos deberemos llevarlo a un sitio fresco y aplicar frío en las zonas más importantes, como son la cabeza, el cuello, las ingles y las axilas. De este modo, refrescaremos la sangre que va hacia el cerebro, evitando un posible daño cerebral, y bajaremos la velocidad de la respiración; Deberemos poner al animal bajo un chorro de agua (no muy fría) y humedecerle la boca sin obligarle a beber, puede que sea incapaz de tragar o que mucha agua lo ahogue. Cuando veamos que la respiración se ha normalizado, podremos sacarlo de debajo del agua pero manteniendo siempre el control de su temperatura; Si queremos que el frío le cale rápido, podemos ayudarnos con ventilador o le podemos pasar cubitos de hielo por la nariz, las axilas y por los lados del cuello.

En conejos remojar las orejas y su cuerpo con agua fresca pero nunca sumegirlos en agua fría porque les podemos provocar un shock. A los hurones envolverlos en una toalla húmeda, nunca helada, con cuidado para no provocar un cambio brusco de temperatura.

En esta época de calor tenemos que tener mucho cuidado con nuestras mascotas y no olvidar que un golpe de calor puede provocar su muerte

Los comentarios están cerrados.