A Dora

Te extraño todos los días. No dejo de pensar en el posible final que tuvo tu vidita.

A veces creo que te fuiste de gira mundial con tu banda y un día vas a regresar como si nada.

A veces también se me ocurre pensar que simplemente estás arriba, en el techo, cuidándonos.

Otras veces pienso que estás en un mejor lugar, con alguien que te quiere y te cuida. Aunque nunca tanto como yo.

La verdad es que simplemente te extraño y lamento no haberme podido despedir de vos. Pasamos juntas dos años y 15 días y después te fuiste y nunca volviste.

Postergué tanto escribirte esto porque pensaba que algún día regresaría a casa luego de trabajar y ahí estarías como si nada, con tus elegantes y largas patas y tus brillantes ojitos.

Te extraño, Dora, fuiste la mejor primera gata que una persona podría tener.

Espero que donde sea que estés, estés bien.

Dora, siempre estarás en mis recuerdos.