Cuidados básicos para peces

Cada semana estaremos platicándoles acerca de los cuidados básicos para todo tipo de mascotas. Hoy les hablaremos de los cuidados para peces en casa. Esperamos que les sirvan mucho!

Los peces tienen unas necesidades muy elementales que comparten con la mayoría de las criaturas: alimento, luz y agua. Los peces comparten también nuestra aversión al estrés y a la polución y estarán más saludables y serán más felices en un medio ambiente equilibrado. A continuación vamos a explicarte ciertas consideraciones para que puedas darle unos cuidados óptimos a tus peces.

La alimentación:

La variedad de alimentos disponibles es enorme, y esto puede ser muy desconcertante cuando usted trata de hacer la mejor elección posible para su acuario. Conocer las necesidades nutritivas de los peces es un factor importante de salud y de longevidad. Leer bien las etiquetas antes de comprar permite no equivocarse. Las proporciones de estos diversos elementos varían con arreglo a las especies y a su dieta. Consulta con tu veterinario o con el dueño de la tienda que te ha vendido el pez para saber las necesidades específicas. En la mayoría de los casos, es interesante (incluso indispensable) completar la alimentación de los peces con otras fuentes de alimento ya sea en  momentos particulares (activar o provocar una reproducción) o en momentos en los que los peces necesitan complementos.

El agua:

El agua limpia es tan esencial para los peces como el aire puro para nosotros. Los peces “respiran ” el oxígeno del agua como nosotros respiramos el oxígeno del aire. Y  es esencial que tengan todo el oxígeno que necesitan. Te hará falta pues una bomba de aire para asegurar que el agua contenga oxígeno en cantidad suficiente.

Nunca utilices directamente agua de grifo.  Ésta contiene cloro y el cloro es perjudicial para los peces. Debes utilizar productos que eliminen el cloro. Asegúrate también que el agua que pondrás en el acuario tenga la misma temperatura que el agua que ya se encuentra allí.

La luz: 

Tus peces necesitan un medio ambiente bien alumbrado, pero la luz directa de día no es la mejor manera de proporcionarla. La luz del día puede animar el crecimiento de algas, lo que hará más difícil conservar la limpieza del acuario. La utilización de una iluminación eléctrica significa que tus peces tienen la luz la que necesitan y que, al mismo tiempo, tu acuario se hace más bello.