Mis Hijos

Aldo, Campana, Bongo y Camilo

Imagen

Las mascotas viven menos que nosotros, pero aprovechan sus vidas al máximo, dándose tiempo para todo. Mientras nosotros andamos corriendo de un lado para otro, y haciendo cosas que por lo general no nos gustan.

Ver a mi perro correr y poder correr como él, es compartir esa sensación de libertad que nos negamos, en la cual el formalismo y el mantener la apariencia se ha vuelto una prioridad entre los humanos. Ladremos un poco y veamos como nos va:

1. Nunca dejes la oportunidad de salir a pasear.
2. Experimenta la sensación del aire fresco y del viento en tu cara sólo por placer.
3. Cuando alguien a quien amas se aproxima, corre para saludarlo.
4. Cuando haga falta, practica la obediencia.
5. Deja que los demás sepan cuando están invadiendo tu territorio.
6. Siempre que puedas toma una siesta y estírate antes de levantarte.
7. Corre, salta y juega diariamente.
8. Sé siempre leal.
9. Come con gusto y con entusiasmo, pero detente cuando ya esté satisfecho.
10. Nunca pretendas ser algo que no eres.
11. Si lo que deseas está enterrado, cava hasta encontrarlo.
12. Cuando alguien tenga un mal día, guarda silencio, siéntate cerca de él (ella) y trata de agradarlo (a).
13. Evita morder por cualquier problema.
14. En los días cálidos, acuéstate sobre tu espalda en la arena.
15. En los días calientes, bebe mucha agua y descansa bajo un árbol frondoso o en tu rinconcito preferido.
16. Cuando te sientas feliz, baila y balancea tu cuerpo
17. No importa cuántas veces seas censurado, no asumas ningún rencor y no te entristezcas… corre inmediatamente hacia tus amigos.
18. Alégrate con el simple placer de una caminata.
19. Mantente siempre alerta pero tranquilo.
20. Da cariño con alegría y deja que te acaricien.

Texto tomado de http://www.savitari.com/