CUIDADO CON LAS PLANTAS QUE COMPRAMOS, ALGUNAS SON VENENOSAS

A la hora de adquirir una planta para nuestro hogar no solo debemos tener en cuenta su belleza, color, ubicación, etc., debemos tener en cuenta las características de la especie elegida, sobre todo si tenemos niños pequeños o animales domésticos, algunas plantas pueden ser venenosas y por ello nada mejor que el asesoramiento de un profesional.

Estas son algunas de las plantas más peligrosas:

– Acebo. Las hojas, los frutos y las semillas del acebo son tóxicas para nuestras mascotas. Producen trastornos gastrointestinales, dolor abdominal, somnolencia y malestar general. Una ingesta grande puede la muerte del animal.

– Adelfa. Es altamente tóxica. Junto con los síntomas que mencionamos anteriormente con el acebo, la adelfa provoca, somnolencia, fiebre, trastornos cardíacos, debilidad e incluso la muerte por paro cardíaco.

– Alas de ángel. Todas las variedades son tóxicas. Sus síntomas que provocan ardor o salivación abundante, dolor intenso, hinchazón de lengua, cuello, esófago, estomago e intestinos, dolor abdominal y disnea.

– Ciclamen. Contiene ciclamina, es un laxante de gran toxicidad para los animales. Los síntomas tras su ingestión son: trastornos gastrointestinales, malestar general, convulsiones, insuficiencia renal y parálisis.

– Clivia. Toda la planta es tóxica debido a su contenido en oxalato de calcio. Los síntomas tras su ingesta son vómitos y diarreas.

– Costilla de Adán. A excepción de su fruto, toda la planta es tóxica. Los síntomas tras su ingesta son principalmente alteraciones gastrointestinales, inflamación bucal, de esófago, etc.