Primeros auxilios en mascotas

Con cualquier accidente en nuestros amigos peludos es recomendable acudir al veterinario, por eso cuando se viaja con nuestras mascotas hay que detectar una clínica cerca de donde nos alojamos. No obstante, si no tenemos uno cerca o vamos a tardar en localizarlo, te damos algunos consejos para intentar paliar la gravedad de los síntomas.

Heridas por mordeduras

Limpia la herida con una gran cantidad de solución salina o agua . Envuelve las grandes heridas abiertas para mantenerlas limpias.  Presiona las heridas si sangran abundantemente.  No realizar un torniquete.

Sangrado de las heridas

Aplica una presión firme y directa sobre el área de sangrado hasta que se detenga.  Mantener la presión durante al menos 10 minutos (liberando la presión para comprobar si la herida obstaculiza la coagulación).  Evita los vendajes que corten la circulación.

La respiración se detiene  

Revisa primero si el animal se está ahogando porque tiene un objeto extraño en la boca.  Si el animal no respira, colócalo sobre una superficie firme con su lado izquierdo hacia arriba.   Si oyes un latido del corazón, pero no respira, cierre la boca del animal para que respire directamente por la nariz hasta que el pecho se expande.  Repite de 12 a 15 veces por minuto.  Si no hay pulso, aplica masaje cardíaco al mismo tiempo.  El corazón se encuentra en la mitad inferior del pecho, detrás del codo de la pata delantera izquierda.  Coloca una mano debajo del corazón para apoyar el pecho y coloca la otra mano sobre el corazón y comprime suavemente.  Para masajear el corazón de los gatos y otras mascotas pequeñas, comprimir el pecho con el pulgar y el dedo índice de una mano.  Aplicar un masaje cardíaco 80-120 veces por minuto para los animales más grandes y 100-150 por minuto para los más pequeños.

Es importante saber que incluso en las manos de los bien entrenados profesionales de la salud veterinaria, el éxito de la reanimación es muy bajo en general.  El éxito puede ser ligeramente superior en los casos de ahogamiento o descarga eléctrica.

Quemaduras

Los Síntomas son pelo chamuscado, ampollas, hinchazón, enrojecimiento de la piel.  Lavar la quemadura inmediatamente con grandes cantidades de agua corriente fría.  Aplicar una compresa de  hielo envuelta en una toalla durante 15-20 minutos pero no la bolsa de hielo directamente sobre la piel.

Fracturas

Los síntomas incluyen dolor, incapacidad de uso de una extremidad, o una extremidad en un ángulo extraño.  No intentar reparar la fractura por  tirón en la extremidad.  Llevar a la mascota al veterinario inmediatamente.

Envenenamiento  

Los síntomas incluyen vómitos, convulsiones, diarrea, salivación, debilidad,  dolor.  Comprobar qué ha ingerido y qué cantidad.  Llamar inmediatamente al veterinario. Y no  inducir al vómito.

Convulsiones

Los síntomas incluyen la salivación, pérdida del control de la orina o las heces, violentos espasmos, pérdida del conocimiento.  Mueve la mascota lejos de los objetos que podrían causarle daño durante el ataque.  El tiempo de la convulsión dura sólo 2 a 3 minutos.  Después, mantener al animal tranquilo y silencioso.  Llamar a su veterinario inmediatamente.

Vómitos

Impedir que el animal ingiera alimentos durante 12 o 24 horas.  Después de que cesen los vómitos, administra  cubitos de hielo durante dos horas, y luego poco a poco aumentar la cantidad de agua y los alimentos  en un período de 24 horas.