Sus primeros ladridos

Todo recién nacido, sea humano o animal, tiene una carga de inocencia, dulzura, bondad y un sinfín de etc de buenos calificativos que lo transmiten con una mirada limpia y profunda. Así es como estas dos crias de cachorros de padre Chiguagua mexicano y madre “mil leches”, “chucho” o “mezcla” como quieran llamarlo, miran a la cámara entre asombro, miedo y curiosidad.

Es una hembra (negra) y un macho (marrón) que con tan solo 2 meses de vida posaron así de bien para mi cámara.

¡Me los comía! Se portaron muy bien en la sesión de fotos, aunque es muy difícil trabajar con animales, imagínate con dos. Mientras fotografíaba a la hembra el macho no dejaba de morderme la “chola” (chanclas para los no entendidos), aunque no tardó en quedarse dormido entre mis piernas buscando calor.

En definitiva es una fotografía al estilo new born pero en un estilo más peludo… ¡Me encanta fotografiar a las mascotas más peques de la casa!