Perros /Aire acondicionado

Los perros no suelen llevarse bien con los aparatos de aire acondicionado, de la misma manera que estos no se llevan bien con el bolsillo (son estupendas máquinas diseñadas para alterar las facturas eléctricas). Olvidé lo primero y me sometí a las dulzuras de la civilización, poniendo el aire toda la noche para poder dormir en esta temporada de calor infernal. Lo que es por mi lado, dormí de maravilla, pero me temo que la cosa no fue igual  para el amigo Verdi. Ayer, amaneció un poco resfriado, y a lo largo del día, sus efectos no han hecho sino manifestarse con toda la evidencia del mundo. Esta noche apenas ha podido pegar ojo entre las naúseas y la mala respiración. Son bóxer, ya se sabe: parece mentira que unos perros tan brutos puedan ser al tiempo tan delicados.

Verdi resfriado

El pobre Verdi, en plena recepción del resfriado