Perros de París v. 2.0

*

El perro parisino: flaneur de un asfalto con siglos de historia.

*

La erudición del francés promedio figura en proporción directa a su dedicación por pasear perros.

*

El perro no padece las variaciones del “yo”, por lo tanto es libre en sentido natural.

*

Vivir en todo momento en tiempo presente impide la posibilidad del rencor.

*

Más de una ocasión aliviamos el frío con la mirada de un perro, ansioso por salir a caminar.

*

El silencio del perro es su forma de celebrar la vida.

[Fotos: Tania Ruiz Vega]