Beneficios de tener una mascota

Los animales domésticos son unos compañeros ideales para el ser humano. Tener un animal en casa o estar en contacto a diario con ellos nos aporta muchos beneficios, además de poder disfrutar de su compañía. No obstante, hay que tener claro que un animal no es un juguete, está tan vivo como tú, NO SE ABANDONA porque ahora no te va bien tenerlo, o ha hecho alguna travesura. NO SE ABANDONA, igual que no abandonarías a un hijo tuyo, y si no eres capaz de ser una persona que pueda cuidar de él (por mil motivos), encuéntrale un hogar que sí sepan o puedan cuidarlo. Cuando un animal entra a formar parte de tu familia, es parte de tu familia.

Ahora sí, los beneficios que están demostrados:

1.- Reduce la presión arterial. Cuando mimas a tu animalillo dándole caricias, además de que este se siente más querido, tú estás reduciendo tu tensión arterial, te relajas y reduces el estrés. Además, tendrás más de un momento de risas, por lo que tu humor mejorará.

2.- Compañía. Sobre todo si vives solo; tener una mascota te obliga a interaccionar con otro ser vivo: jugar con él, hablarle, y comunicarte ya sea con palabras o de forma no verbal. La sensación de soledad desaparece.

3.- Incremento de la autoestima, confianza y responsabilidad. Saber que hay alguien que depende de ti y de los cuidados que le des, favorece la autoestima, la confianza y la responsabilidad, pues si eres la única persona que está a su cargo, debes responder por él, le serás útil, te sentirás útil, y eso es fundamental en el ser humano.

4.- Mejor estado físico. Si tienes una de esas mascotas que no paran quietas ni un solo momento, lo más seguro es que tengas que estar detrás de ella constantemente. Si además, puede acompañarte a practicar algún deporte como correr, o simplemente, el hecho de pasearlas, ya te estás obligando a moverte y no quedarte en casa sentado. Tu cuerpo lo agradecerá, y el de tu mascota también.

5.- Niños. Si tienes niños en casa, puede crearse un vínculo entre esos niños y el animal más allá de la amistad que pueda surgir entre dos niños. Un animal no los juzgará si han hecho alguna travesura, no los regañará, será totalmente imparcial, y les dará cariño.. e incluso, puede protegerlos. Además, los niños adquirirán valores como el respeto por los animales y la responsabilidad.

Los niños que tienen animales en casa, o están en contacto con ellos, se muestran más participativos, más sociables y practican más deporte.

6.- Enfermedades. Está demostrado, y de hecho existen numerosas terapias, que los animales pueden ayudar considerablemente a niños autistas, los cuales se abren más a la comunicación, y a ancianos con alzheimer. También, independientemente de la patología, mejora la calidad de vida en enfermos crónicos, y ayuda a la recuperación en personas que han sufrido infartos o han sido operadas.

7.- Embarazadas. Este apartado no es un beneficio, sino un apunte que me gustaría dejar claro. Muchas mujeres embarazadas, o que están intentando tener un hijo, habrán escuchado por amigos, familiares, e incluso por algunos “poco profesionales” de la sanidad, que deben evitar el contacto con los gatos. Bien, NO ES CIERTO, al menos, no en gran parte, y ha creado una alarma social desmesurada que ha provocado que haya mujeres embarazadas que regalan o abandonan a sus gatos. Con el tema de la toxoplasmosis, deciros: si tenéis a vuestro gato en casa, que no ha comido carne cruda, ni caza pájaros ni come ratones, es prácticamente imposible que haya contraído esta enfermedad. Para que os quedéis más seguras, llevadlo al veterinario para que le hagan la prueba. Igualmente, y ya por higiene, cambiadle la arena diariamente, y utilizad guantes, pero vaya… es que esto es ya de sentido común.

Acabaré diciéndole a estas personas, que es más probable que contraigáis la toxoplasmosis si os coméis un cacho de jamón serrano de toda la vida, que si tocáis a vuestro gato.

Un saludo a todos y buenas noches, yo voy a achuchar un rato a mi gatito 🙂