EL LLANTO

Salmos 16:11

Me mostrarás la senda de la vida;
en tu presencia hay plenitud de gozo,
delicias a tu diestra para siempre.

¿Recuerdas que no estoy saliendo de mi casa por el tiempo que dure el clima caliente? ¡Bueno! La semana pasada me di cuenta que las uñas de Chacha ya estaban muy largas; si no se las cortamos se las comienza a morder. Entonces le pedí a mi buenísimo esposo si podía llevarla con la persona que se las corta. Ella vive en el campo a unas 13 millas de qui. Mi lindo esposo me dijo que si y prepare a la beba para irse con la arregladora. Llame para hacer la sita y el se vino del trabajo para llevarla. Yo me quede en la casa y continué con mi trabajo en la computadora; pero tomé en cuenta la hora para ver cuanto se iban a tardar. Un poquito ansiosa de como les iba a ir solos; no le llame a Sammy porque yo sabia que no iba a tardarse mas de la cuenta; creo que solamente se tardaron media hora y regreso con una Chacha muy estresada.

Entonces me lo dijo: TAN PRONTO NOS METIMOS A LA CAMIONETA SE ME QUEDO MIRANDO COMO PREGUNTÁNDOME: “A DONDE VAMOS SIN MI MAMI?”  Dice que le dijo: ESTA BIEN CHACHA; TODO ESTA BIEN. Y siguió el camino. Dice que cuando dieron la vuelta para ir sobre la carretera, ella comenzó a llorar, pero de una forma que nunca había llorado nunca. ¡Me sentí tan mal por ella! Me dijo que trato de calmarla pero no lo consiguió. Casi me puse a llorar cuando me dijo esto; ¡Yo no tenia idea que ella se siente así conmigo! ¡Ella también quiere mucho a Sammy! Cada día cuando regresa del trabajo le hace fiestas y le ruega que la abrace. Entonces Sammy me dijo ¡PERO YO NO SOY TU!

¡Mientras tanto ella me estaba lamiendo y haciendo todas estas fiestas como si no me hubiera visto en cien años! ¡Perdonando la exageración! Pero se vio aliviada y muy contenta. Parecía que la acababa yo de salvar de algo terrible. Y claro que me volví loca besándola y dándole todo el cariño que pude. ¡Mi linda muñequita!

Entonces es cuando Dios me trajo a mi mente su relación conmigo. ¡ASÍ ES COMO ME SIENTO CUANDO POR UN MOMENTO NO ESTOY CONSIENTE DE SU PRESENCIA! ¿Sabes algo?  Yo había oído de los peligros del infierno toda mi vida. De los castigos apropiados para cada pecado preparados para el eterno fuego. ¡Pero déjame asegurarte que no hay infierno pero que estar sin la presencia de Dios! ¡Yo lo viví! ESTAR SIN DIOS ES EL PEOR INFIERNO QUE PUEDA EXISTIR, ¡ESE ES EL INFIERNO! PORQUE NO TENER A DIOS ES NO TENER ESPERANZA, AMOR, GOZO, PAZ, PACIENCIA, FIDELIDAD, JUSTICIA, VERDAD, SANTIDAD, BONDAD Y TODO LO BUENO QUE EL ES. EL NO TENER NADA DE ESTO ES EL INFIERNO. SI ME DIERAN A ESCOGER, PREFIERO EL SUFRIMIENTO DE MI CUERPO QUE NO TENER LA PRESENCIA DE MI PADRE EN MI VIDA. SU AMOR ME ENVUELVE EN SEGURIDAD Y ESPERANZA. TENER A MI PADRE DIOS, ES EL CIELO EN LA TIERRA. ¡LA LIBERTAD QUE MI PADRE ME HA DADO NO TIENE NINGÚN PRECIO!

¿Entiendo a Chacha?  ¡Claro que si! NUNCA QUIERO ESTAR FUERA DE LA PRESENCIA DE MI PADRE, Y LA BUENA NOTICIA ES QUE NUNCA TENGO QUE PASAR POR ESO. DIOS ME HA PROMETIDO QUE EL ESTARÁ CONMIGO SIEMPRE, NO IMPORTA LA CIRCUNSTANCIA O EL LUGAR. ¡ESTE ES GOZO Y PAZ! ¡MI COPA ESTA REBOZANDO!