La alimentación del caballo

Hola a todos!

Hoy estamos de enhorabuena porque comenzamos nuestro blog! Y qué mejor manera de hacerlo que dedicando el primer post a la alimentación de los caballos.

El caballo es un animal herbívoro con unas peculiaridades en el sistema digestivo que los hace propensos a enfermedades como la colitis o la laminitis. Por ello es muy importante cuidar la nutrición del equino, a fin de proveer una ración alimenticia equilibrada y minimizar los desórdenes digestivos.

Fotografía: FreeDigitalPhotos.net

Los minerales y las vitaminas son esenciales para el desarrollo y el mantenimiento de los huesos y los tejidos, la producción de leche en las yeguas y la regulación de las funciones básicas del cuerpo. Así, es necesario suministrar estos nutrientes diariamente a los animales para cubrir las funciones esenciales del organismo, aunque nunca han de darse en grandes cantidades.

De esta manera, los caballos requieren en su dieta al menos 15 minerales. Algunos de éstos (calcio, fósforo, sodio, potasio, magnesio y cloruro) se requieren en cantidades mayores, mientras que otros deben ser menores (como el hierro, el cobre, el zinc, el manganeso, el cobalto, el selenio y el sodio).

Hay que tener en cuenta que, aunque estos minerales son esenciales en la dieta del caballo, pueden llegar a ser tóxicos si se suministran en cantidades elevadas.

En lo que a las vitaminas se refiere, los caballos las necesitan en pequeñas cantidades, aunque es necesario un incremento de las A-D-E y el complejo B en aquellos animales a los que se les somete a un nivel de trabajo o exigencia mayor.

Tampoco nos debemos olvidar de las proteínas y los aminoácidos, los que, al igual que las vitaminas, se han de dar en su justa medida, pues de lo contrario puede ser perjudicial para el caballo.

EL AGUA

El agua es esencial en el caballo. Como una guía general se puede decir que un caballo consume en promedio entre 27 a 54 litros de agua por día, aunque este consumo puede verse incrementado bajo condiciones de clima caliente y seco, o bajo ejercicio fuerte

Hay que tener en cuenta que la pérdida de un 20% del agua en un caballo puede ser fatal, por lo que se recomienda que éste tenga acceso siempre a una fuente de agua limpia y fresca.

¿CUÁNTO DEBE COMER UN CABALLO?

A los caballos se les ha de dar poco alimento, pero de manera constante. Aunque cada caballo es diferente y sus necesidades varían en función de sus actividades y gastos de energía, el alza del caballo orienta a la hora de saber la cantidad de comida diaria que consume un equino.

Un animal de 1,5 metros de alza, consumirá aproximadamente 11,50 kilos de de alimento, mientras que los animales que sean mayores, o menores, se les añadirá o restará un kilo de comida por cada cinco centímetros de alza.