Camino astral

Vuelven las tristezas
a asomarse tras sus cuitas
encontrando en las alas
de las gaviotas el viento
frio de la soledad.

Vuelven los gatos a maullar
en la noche morada y obscura
de la simplicidad
de un día fatal,
vuelan las preguntas
y se estampan las respuestas
en un muro invisible
que acecha en las espaldas de las gentes
a esperar su triste mortandad.

Vuelven los retornos
sin fin, sin motivo,
los retornos lejanos
y sumidos en el ruido
de mis ganas
que se escapan
hacia un lugar más lejano
que la misma eternidad.

Vuelve el mundo la mirada
y al contemplarse solo
en sus centurias milenarias,
como al inicio y quizás como al final…
ve los pasos que ha dejado,
sus pisadas , las primeras y las ultimas de atrás,
ve sus curvas, sus maromas,
sus asfaltos vacios y su sola huella
marcada como a orillas del mar.

Ve todo compungido, impregnado
de horrenda repugnancia e inseguridad.
Ve el sendero tan firme
y sus pasos tan flácidos,
sus ganas tan monótonas
y su memoria tan anciana,
sus buenos tiempos tan lejanos
y se pregunta
¿Para que caminar?

J.O.G

PD: Hola, hace mucho que no estaba por acá, como comprenderas no es por mi gusto, ni porque ya me aburri de poner cosas en el blog, no. Es la universidad, felizmente dentro de poco saldre de vacaciones y podre continuar con mi labor en este humilde espacio, espero seguir contando con su lectura. Muchas gracias. Saludos