Fragilidad

“Pasadas las 10pm salia del trabajo. Que pereza viajar a esa hora… mi casa no estaba lejos, pero siempre me aburria viajar. Al lugar que fuera… no importaba jamas… siempre preferia quedarme en un solo lugar… mi casa.

Desde que era nina fue asi. No iba a cumpleanios ni a reuniones familiares; las aborrecia. Mis padres jamas me obligaron, solo decian que si esa era mi decision, que asi seria…

Y los dichosos muchachos… todos eran rechazados tajantemente por mi. Hace mas de dos anios que ningun hombre me invita a salir. Nadie. No me quejo, me gusta mi vida, es tranquila, no tengo complicaciones, mis mascotas me acompanan en casa, recibo llamadas de amigas y ocasionalmente me visitan.

Veo poca television, pero navego mucho por internet. Me gusta saber cosas nuevas, informacion insolita, curiosidades. Es interesante conocer cada dia cosas nuevas que antes ni siquiera sabiamos que existian!!

Esa noche estaba algo calurosa. Corria una brisa algo suave y poco helante. Ni siquiera necesitaba conseguir transporte, unos cuantos callejones y enseguida estaba en casa. A veces tenia la extrania sensacion de que alguien me vigilaba, pero nunca me habia pasado nada. Caminaba despacio, con calma, sin prisa porque me cansaba mucho y con facilidad.

Ya estaba en la puerta de mi casa, abriendo la cerradura cuando escuche un ruido adentro. No habia sido forzada la puerta, y las ventanas parecian seguir cerradas, pero espere… di la vuelta a la casa y revise cada entrada… nada que indicara que alguien habia entrado en ella. No habia segundo piso, y viendo desde las ventanas, no encontraba nada sospechoso…

Una vez adentro, me movi sigilosamente… mis mascotas no salian a saludarme, y ya eso era un mal indicio… llegue a la sala y nada, abri mi habitacion y nada… cuando llegue a la cocina, encontre la razon del ruido… una de mis mascotas estaba sobre la mesa del comedor, como asustada, y la otra en el suelo, viendo un vaso quebrado que probablemente la de arriba habia tirado accidentalmente.

Me habia asustado por gusto… Roze y Shezka habian estado jugando por la cocina, y por la fragilidad del vaso de cristal, el ruido que ocasionó al caer me asusto sobremanera…”

Momento de Inspiracion

Anne Marie