The Cat Visitor

Image: Brai 95 – vía Taringa!

Generalmente todas las veces que he tenido gatos en casa también han visitantes. Ya sea que estuvieron ahí de paso o es que sus visitas se hicieron frecuentes tanto que en algunas ocasiones se quedaron y formaron parte de la familia gatuna de casa. Nunca supe sus nombres, así que me tome la libertad de ponerles uno de acuerdo a su apariencia y personalidad.

En estos días mi familia gatuna en casa, ha recibido la visita del ‘manchas’ – gato a quien llamaré así de ahora en adelante.  Manchas es un gato, grande y adulto. Quien tiene peculiares manchas como las de  una vaca, pues el blanco y negro. Pero eso no quiere decir que sea una vaca, sino es un gran gato! Tiene unos ojos verde y una cara conocida, que no causa temor si queremos tocarlo.

Los días de su visita han sido seguidos, así que ahora es común verlo cuando llega a la hora de la comida pues ya conoce los horarios. Yo lo toco, pero no lo cargo, porque sé que a los gatos adultos y aún más machos, no les gusta eso de apapuchos y besos en la cara. Sin embargo siempre que le hablo, me maúlla como respondiéndome. Yo no lo comprendo e imagino que el tampoco a mi, pero es bonito sentir que al menos tenemos una pequeña conversación.

No sé hasta cuando se quede y vea a mi visitante – el manchas – pero mientras pueda conocer un poco más de él será genial. Pues ello es otra demostración que lo gatos no dudan en sacar a flote sus comportamientos sociales con los hombres sin temor alguno.

Vendrán más historias de gatos visitantes a la familia gatuna! :)