LA RESPUESTA DE DIOS

En esta foto estoy con mi primera hija Batí. Tuve un embarazo y alumbramiento muy difíciles. Pero después de que paso todo se me olvidó el dolor y todas las penas que había pasado y me volqué en mi bebé. Ella nació a los siete meses así que estaba muy pequeñita y le di todos los cuidados que necesitaba. Ella era todo para mi.

Quedé embarazada con mi segunda hija luego,luego; de hecho ellas solamente se llevan 10 meses. En esta foto estábamos celebrando el cumpleaños de mi hermanito menor Alex; yo le hice su pastel por eso tomaron esta foto. En mi segundo embarazo me fue mejor; podía comer y hacer mis cosas, cuidar de mi Batí. Hicimos un viaje durante este tiempo y casi la perdí mi embarazo; pero con la ayuda de mi madre y sus criadas me puso en cama y se salvó mi bebé.  Cuando nació mi Ruthy era una bebita hermosa; las dos eran muy hermosas.

Teniendo dos bebes tan cerca en edad no es fácil; mi tía Donna que tuvo gemelas me vio con mis hijas me dijo: “Yo no se como le haces; tienes dos horarios completamente diferentes; ¡Yo no se como le haces!” Me sorprendí mucho al oírla decir eso; después de todo, ¡tenia gemelas! Pero ella tenia razón; sí tenia yo dos pequeñitas con dos horarios y me tenían muy, muy ocupada. Yo no lo sabia pero durante mis dos embarazos y nacimientos de mis bebes yo había tenido tuberculosis. Lo único que yo sabia es que tenia una tos constante; al puto de que cargaba una botella de jarabe para la tos en mi bolsillo todo el tiempo. Sammy me decía “Mi borrachita” Pesaba yo 36 kilos cuando me diagnosticaron con la enfermedad y el médico me dijo que ya no viviría mas que un año si no me trataban de inmediato. Me hospitalizaron por dos semanas y tuve que dejar a mis bebes con mi tía.

En la foto que sigue estoy muy enferma y flaca; fue tomada un poco de tiempo antes de que me diagnosticaran.

Esta foto fue tomada sin que yo me diera cuenta; ya pasaba mucho tiempo en cama por la debilidad de mi enfermedad; pero mis hijas eran todo para mi.

Sammy y yo solo teníamos 22 y 23 años de edad cuando esto sucedió; y teníamos dos pequeñitas. Los años pasaron y nuestras hijas crecieron; yo les enseñé su escuela en casa que es una opción en este país y mis hijas salieron del colegio con calificaciones de universidad. Yo estaba muy orgullosa de mis hijas. Las dos son muy artísticas y bien estudiadas; bien preparadas.

Nunca voy a decir que fui o que soy la madre perfecta; pero si voy a decir que hice lo mejor que pude en todo tiempo; nunca desistí de tratar y de hacer lo mejor por ellas. Yo tenia muchos problemas emocionales de los cuales ni estaba consciente; mi relación con Dios estaba muy dañada por razones que no voy a tocar ahora; pero en ser madre traté e hice lo mejor que pude. Con esto no estoy diciendo que no fallé en nada; SI tuve muchas fallas como toda madre las tiene. Pero nunca, nunca dejé o he dejado de amar a mis hijas. No creo que haya alguna madre por allí que diga que ha sido una madre perfecta. Y por cierto, tampoco hay hijas perfectas. Yo tampoco fui una hija perfecta.

Mis hijas me han rechazado. No voy a entrar en detalles de como y cuando en este articulo, pero es un hecho. Esto ha estado sucediendo por años; si no hago o digo lo que ellas quieren, esto es lo que hacen para castigarme y manipularme. Quizá las consentí demasiado cuando eran chicas; no se. Pero esto contribuyó  mucho e la decisión que tome en el 2008 de no querer vivir ya mas. ¡Me culpaba yo por todo! El el 2008, después del milagro que Dios hizo en mi vida, tuvimos una tregua; de repente ya me estaban hablando. Con Batí duró como un año y con Ruth creo que dos años. Y luego, por razones que me parecen ridículas, me botaron otra vez. Primero no lo podía yo creer. Pasé tres días luchando con el pasado; una guerra con mi previa condición de desear ya no existir; en vez de sufrir el rechazo de las hijas a quienes di la vida.

Yo se que tienen sus razones por estar molestas conmigo por cosas que hice o no hice en el pasado y aun ahora en el presente. Pero ellas también me fallaron mucho a mi en el pasado y ahora también; y no por eso las echo fuera de mi vida… Muchas, muchas veces me he quedado callada y no he hecho o dicho nada cuando me lastiman, o me ofenden, o se olvidan de que tienen madre. ¡De eso se trata una relación! ¡De perdonar! Sin esto ninguna relación sobrevive. Si esperas perfección de una persona con la que estas relacionado mas vale que seas tu perfecto también. ¿No crees? ¡Bueno! Esto es lo que ha estado pasando y no hay nada que yo puedo hacer para arreglarlo. Si te contara cuantas veces he sido yo la que pide perdón, la que va buscándolas y  a rogarles; por tratar de arreglar las cosas una vez y por todas. La ultima vez, fue porque me atreví a contar en mi blog que fue porque Ruth estaba en la escuela de estética de belleza, y que fue por que ella me lo pidió que deje que me pintara el cabello. ¡Se enojó muchísimo! ¡Nunca dije que ella hubiera hecho algo malo! Pero se sintió acusada, que le eché la culpa de algo… Todo lo que me dijo después de esto fue por mensaje de teléfono; nunca vino y me dijo nada cara a cara; si te dijera las ofensas y las cosas tan terribles que me dijo, no lo podrías creer. Fue grosera, irrespetuosa, lastimosa e insolente. Traté de explicarle las cosas pero no quiso escucharme; yo se que esto solo fue la gota que derramó el vaso; que ya tenia mucho guardado; no voy a decirlo todo; no vale la pena.

Así que nunca oímos de ellas; ni tampoco podemos visitar a nuestros 3 nietos ni a nuestra “hija” Alicia que fue nuestra por los 11 primeros años de su vida, al menos que nos encontremos en algún estacionamiento y eso solo para entregarles sus regalos de cumpleaños o de Navidad, o de lo que sea; esta es la única manera que les vemos. Aun Chacha esta prohibida de ir a su casa de Ruth; ella me lo dijo claramente sabiendo que no voy a ninguna parte sin Chacha. ¿Y que hizo mi perrita para ofenderle? ¡Ellos tienen 5 o 6 perros corriendo por toda la casa! Así que no nos acercamos; por mucho que les amemos o extrañemos no les molestamos.

Cuando esto pasó, no debería haberme extrañado; esto es lo que pasa cuando mamá se sale del “huacal”; cuando no hago lo que quieren. Esta es la manera en que me han manipulado toda la vida. Yo fui muy suave con mis hijas; lo saben y lo usan en mi contra cuando les conviene. Si mamá se siente culpable, hace lo que sea para que ellas estén satisfechas.

He estado sufriendo este dolor por ya mucho tiempo; cuando cometí mi suicido yo sabia que les iba a dar igual. Después de que Dios mi Padre no me dejó ir y ha venido transformando mi vida día a día, no sabia yo que hacer con esta situación. Luego, comenzaron a tratarme de nuevo y pensé que todo eso ya era cosa del pasado. Cuando volvió a suceder me volví loca dentro de mi; pasé por esos 3 días de guerra contra el enemigo de mi alma que no perdió ni un segundo en aprovecharse de la situación. Vino a mi con el viejo remedio para mi dolor, LA MUERTE. Pero después de 3 días mi Padre me hablo a mi corazón, y me dio consuelo. He llorado con Sammy, a solas y a veces agarro a Chacha y la abrazo muy fuerte y lloro hasta el cansancio; ella me lame y me lame consolándome.

La semana pasada estaba facilitando una clase de Escuela Vida y el grupo estábamos muy entrados en la clase. Mientras compartíamos lo que Dios nos había enseñado, una de las participantes dio un testimonio que me partió hasta el alma. Tuve que contenerme para seguir con la clase porque estaba muy conmovida. Lo que esta mujer compartió me hizo oír la voz de Dios diciéndome: “ESTRELLA; DÉJAME SER TUS HIJAS PARA TI”. ¿Qué? Comencé a llorar dentro de mi: “QUE QUISIERA QUE ME DEJES SER TUS HIJAS PARA TI”. Las palabras hacían eco en mi cabeza; cuando terminamos la clase lo seguí oyendo: “ESTRELLA, ¿ME VAS A PERMITIR SER TUS HIJAS PARA TI?” Entonces me di cuenta que en verdad Dios si me estaba hablando en esto. Ya había decidido que esto era algo que no tenia arreglo; que no había nada que se podía hacer al menos que tuviera a mis hijas bien, conmigo. Así que tuve que hacer una decisión: ¿LE CREO A DIOS O NO? ¿O espero a ver cuando regresan mis hijas a mi? Recordé unos Salmos que dicen que no es nada bueno poner la confianza en el “hombre”; hay muchas… entonces vi la realidad e lo que mi Padre me estaba ofreciendo.

Decidí creerle a mi Padre y recibir que El SEA MIS HIJAS PARA MI.  No se como ni que va a hacer El en esto; ese ya no es mi problema; se lo dejé a El ese día. Cuando venga ese dolor, seguiré recibiendo el amor de “hija” de mi Padre Celestial; cuando las extrañe, que es todos los días tengo que recordar que El ES MIS HIJAS PARA MI. En los días de las Madres, en mi cumpleaños, Navidad, etc. Voy a recordar que El ES MIS HIJAS PARA MI. NO ME QUEDA OTRA.

No sé que trances estés tu pasando en tu vida personal, o familiar; pero si tienes una necesidad así como la mía, te animo a que dejes que DIOS SEA ______________ PARA TI!

¡BENDICIONES!