¿De qué sirve un perro?

De un tiempo a esta parte me he vuelto defensor de los animales. Siempre me han gustado, no he entendido la gracia del toreo y todas esas cosas que hacemos los que no creemos en la crueldad gratuita, pero no me había implicado personalmente, lo reconozco.

¿Cuál es el motivo de esta sensibilidad que me ha nacido desde hace unos dos años y medio? Pues este personaje:

Imagen

En fin, sigo. Supongo que todos tenemos claro que es una alegría tenerlos en casa, cuando llegas te hacen una recepción extraordinaria, te acompañan y según la raza te pueden vigilar la casa cuando no estás. Pero también llevan asociado mucho trabajo que nadie te cuenta, gastos de comida, de veterinarios, necesidad de educación para que se comporten bien y que hagan sus necesidades donde deben hacerlas, etc.

Aunque parezca increíble la mayoría de la gente no se plantea eso a la hora de comprarlo, sólo “qué mono es”, y luego tenemos miles de abandonos en perreras (en el mejor de los casos), o en la calle (en el peor). Si a esto le sumamos un Código Penal de chiste en materia de protección animal, apaga y vámonos.

Por cierto, si alguien va a pensar en acusarme de preocuparme por los derechos animales y no los humanos, diré varias cosas antes de seguir:

1.- Me preocupo de lo que me parece oportuno.

2.- Mi trabajo consiste en aliviar el sufrimiento humano y, de vez en cuando, salvar alguna vida y traer otra al mundo. No siempre lo consigo, pero siempre lo intento.

3.- Además soy voluntario de diversas asociaciones que trabajan con seres humanos.

4.- Ofrezco formación gratuita para que otros también puedan salvar vidas humanas.

Dicho esto puedo seguir con el tema que nos ocupa. Soy partidario de crear un “carnet de dueño de perro”, que implique pasar por una somera formación para que sepas lo que implica tener un perro, y cómo educarlo, una vez obtenido, pues ya puedes tener perro. Pero como eso es inviable a día de hoy, seguiremos teniendo miles de abandonos y ataques producidos por perros cuyos dueños son unos energúmenos.

Tras esta exposición inicial, volvamos a la pregunta que abre el artículo ¿Para qué sirve un perro?

Pues resulta que sirve para multitud de cosas, fíjate tú. Por un lado tenemos a los conocidos perros policía, que sirven para detectar drogas, explosivos y cualquier sustancia para la que se les entrene. En algunos países se les prepara para atacar delincuentes peligrosos, pero es una las facetas que menos me gustan. En este enlace hay información sobre los perros policía del Cuerpo Nacional de Policía: http://www.policia.es/org_central/seguridad_ciudadana/unidades_especiales/Guias_caninos/guias_caninos.html

En algunas guerras se les ha usado para llevar mensajes entre aliados, o incluso explosivos contra el enemigo. Tremendo.

También tenemos a los perros guía, que son una herramienta fundamental para la convivencia de muchas personas ciegas en nuestro país. Por Ley estos animales pueden entrar en prácticamente cualquier lugar al que quiera acceder su amo, incluyendo hospitales, ambulancias, cines, transportes públicos, restaurantes, etc. Por supuesto el entrenamiento al que se someten estos animales es riguroso, llegando a hacer sus necesidades ante la orden de su dueño, en determinados horarios y lugares. 

Foto: http://www.publispain.com/blogs/mascotas/uploads/perro_guia.jpg

Los perros de Terapia Asistida con Animales, TAA, empiezan a popularizarse en España. Con animales seleccionados especialmente por su carácter, los terapeutas crean programas diseñados para potenciar las áreas que necesitan estimular en pacientes con demencia, alzheimer, parálisis cerebral, algún tipo de deterioro, etc. También se usan en prisiones y centros de mayores.

En Diciembre del 2005 la Fundación Affinity firmaba un convenio de colaboración con la Dirección General de Instituciones penitenciarias para desarrollar programas de Terapia y Educación Asistida con Animales en Centros Penitenciarios de toda España.

Desde entonces, año tras año, ha ido aumentando el número de Centros Penitenciarios que se han adherido al proyecto y que albergan perros residenciales en sus centros.  En la actualidad un total de  12 centros y 32 animales  forman parte del programa  TEAAC (Terapia Asistida con Animales de Compañía) en prisiones y durante 2011 está prevista la incorporación de más animales en 6 nuevos centros penitenciarios.

La importancia de este programa liderado por Fundación Affinity reside en que es un programa único en el mundo. Hay otros países como Estados Unidos donde desde hace años se trabaja con la población penitenciaria en destacados en programas como “Puppy Behind Bars” o “Project Pooch” que desde hace muchos años enseñan a los internos a adiestrar perros de asistencia como parte de un tratamiento de rehabilitación. Sin embargo, ningún programa ofrece a la población reclusa tener animales de manera permanente en el centro para actuar como una herramienta de normalización en la institución además de una herramienta terapéutica.

http://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&ved=0CGUQFjAB&url=http%3A%2F%2Fwww.terapiaconanimales.com%2Fnoticias%2Fdocs%2FDossier%2520Programa%2520TEAAC%2520en%2520Prisiones.doc&ei=JKEjUKXRNcuzhAejqYDQBw&usg=AFQjCNFltpRGr6HRrbng3rgNJhCifWdF6A

Proyecto de la Fundación Affinity.

Imagen

Foto: http://www.doogweb.es/wp-content/uploads/2011/09/Perro_terapia_prisiones.jpg

Y en este enlace verán una noticia sobre un centro de mayores gallego que también aplica estas terapias con grandes resultados: http://www.farodevigo.es/portada-o-morrazo/2009/04/19/perros-terapia/318158.html

Bueno ¿De qué más sirve un perro? Pues aún quedan unas cuantas cosas.

Imagen

Foto: http://2.bp.blogspot.com/-FEKLhkuSaP4/T8IWmsqmgHI/AAAAAAAAF2U/4pQA6KInKAA/s1600/perros-de-rescate.jpg

Efectivamente, los perros de rescate son uno de los recursos más valiosos a la hora de buscar víctimas en una catástrofe. No sólo por su gran olfato, sino por la posibilidad de acceder a lugares en los que un ser humano no puede aventurarse. En esas circunstancias son capaces de llevar alimentos o bebida a una persona atrapada hasta que pueda ser rescatada, de portar una cámara para que los especialistas puedan ver cómo es la ruta más segura o las lesiones de la víctima, etc. De un tiempo a esta parte también se está usando más la figura del perro de salvamento acuático.

Imagen

Foto: http://alcudiamagatzem.files.wordpress.com/2010/11/rescate.jpg

En algunos países se usan ya en todas las láminas de agua con afluencia de público, en España por supuesto hay más pegas. No se puede acceder a la mayoría de playas con perro y a pocos políticos se les ha ocurrido hacer excepciones con este tipo de animales destinados a salvar vidas humanas. Me permito añadir un vídeo de hace unos días de Chui, un Golden Retriever que desempeña su labor como perro de TAA pero se estuvo entrenando para Salvamento Acuático y no pierde las mañas (en Twitter es @Chui_Chewacca ).

http://www.youtube.com/watch?v=q_lno2UIQHA

Bueno, sin duda se me quedan cosas en el tintero, pero creo que queda claro que los perros sirven para muchas cosas, aunque a menudo en nuestra sociedad no les devolvamos ni una mínima parte de todo lo que nos dan. ¿Por qué digo esto? Pues no hay más que pegas para compartir nuestro mundo con ellos. No se puede ir a la playa con el perro (hay unas pocas excepciones en España), no se puede entrar en casi ningún local ni centro comercial, no se puede usar el transporte público (en Canarias), si vas con tu perro. Apenas hay lugares de esparcimiento en los que puedas soltar a tu perro, etc.

Por supuesto que hay muchos dueños incívicos, pero a los que nos molestamos en tener perros entrenados, deberían darnos una oportunidad de demostrarlo. Aprovecho para nombrar algunos sitios que sí te dejan acceder con el perro, para darles un poco de publicidad: El Corte Inglés de 7 Palmas, el Centro Comercial las Ramblas Centro (Avd. Juan Carlos I, por encima del Dr. Negrín), Hotel Aldea Suite (en La Aldea de San Nicolás), Centro Comercial La Minilla (gracias a la tienda de animales “Manchitas” que hay en su interior). El Cabildo de Gran Canaria ha creado un listado de establecimientos que admiten perros, pero la mayoría ponen límites de peso (no de educación, curioso), y y te limitan tanto el uso de zonas comunes como el tenerlo en la habitación solo. De modo que si vas con tu pareja y el perro, para desayunar tienen que bajar primero uno y después el otro. Hay hoteles de cadenas americanas que traen sus normas de allí y sí te dejan moverte con el perro, como el Sheraton Salobre Golf, pero no está al alcance de todo el mundo por sus precios.

Además está demostrado que aquellas empresas que permiten a sus empleados llevar a sus perros al trabajo consiguen que estos reduzcan el estrés: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/04/120331_salud_llevar_perros_trabajo_reduce_estres_jrg.shtml

Imagen

Foto: http://desmotivaciones.es/demots/201102/demotivationalpostersrescuedog.jpg

Si es que sólo vemos las desventajas porque somos españoles. Lo importante es tener a tu perro educado (siempre recomiendo el libro “El nuevo perro” del veterinario Bruce Fogle, pero hay muchos más), su cartilla sanitaria al día con todas las vacunas y sus tratamientos contra los parásitos bien llevados, y un seguro de responsabilidad civil. Con estas premisas básicas podemos pedir que se nos permita compartir los espacios públicos con nuestros amigos peludos, ya que yo no sé si lucho por los derechos de los animales o por mi derecho a disfrutar de mi animal, es que soy muy egoísta.

Imagen

*Chui es un perro de Terapia Asistida, lo puedes seguir en Twitter: @Chui_Chewacca y en Facebook: https://www.facebook.com/chui.chewacca