Bolon Mixto :)

El estándar de la raza describe al Shih Tzu como un perro inteligente, activo, alerta, amistoso e independiente. Es, realmente, una raza inteligente, aunque no pide que se le den, constantemente, nuevas cosas que hacer, como sucede con algunas razas de trabajo. El Shih Tzu utilizará su inteligencia y su ingenuidad para encontrar cosas que hacer, y ver a un Shih Tzu planeando cuidadosamente a qué va a jugar a continuación puede ser muy entretenido para el observador (siempre que el juego que elija no vaya a provocar ningún destrozo).

Los Shih Tzu son, sin duda, unos perros alerta a los sonidos y a lo que acaece en su entorno, pero puede que decidan, o no, tomar parte activa en lo que suceda (ésa es su personalidad). Decidirán lo que quieren hacer y, aunque se trata de una raza encantadoramente amistosa, tomarán su decisión acerca de lo mucho o lo poco que se quieren involucrar.

Ésta no es una raza enérgica ni excesivamente ruidosa, aunque un Shih Tzu, como otros perros, disfrutará generalmente dando unos ladridos cuando le apetezca. A los Shih Tzu les encanta estar con la gente. Nunca están tan contentos como cuando están con sus propietarios, así que prefieren formar parte de una familia que estar en una perrera. Aunque algunos Shih Tzu participan en las competiciones de Mini-Agility y de obediencia (en algunos países), no son famosos por ser una raza particularmente obediente, debido, en cierta manera, a su naturaleza independiente.

La mayoría de los Shih Tzu se llevan extremadamente bien con otros perros y, frecuentemente, los propietarios ven que pueden tener a varios ejemplares, machos y hembras, juntos. Por supuesto que los temperamentos individuales varían, así que uno debe siempre presentar a los perros bajo una estrecha supervisión, especialmente en el caso de los machos. Aunque no son, de ninguna forma, agresivos por naturaleza, se mantendrán firmes cuando se les ataque. En algunos casos no es, debido a esto, una buena idea tener juntos a machos que hayan sido utilizados como sementales, ya que seguramente uno se volverá el más dominante y su compañero quizá no se muestre de acuerdo con eso. Las hembras pueden tener un temperamento más fuerte hacia su época de celo, así que, una vez más, se debería tener cuidado. A pesar de eso y en general, los Shih Tzu son animales muy sociables en todos los sentidos.