Consejos a seguir al volver un perro de la residencia:

Cuando un perro ha estado en La Residencia Canina y Felina Las Brañas es importante seguir unos pequeños consejos para una mejor vuelta a casa:

  • Nada de comida extra al volver a casa. El perro ha comido a sus horas y la cantidad que le corresponde. Al volver a casa el perro se relaja y le puede entrar hambre y si ingiere más comida de la que le corresponde, lo más probable es que al día siguiente tenga la tripa suelta.
  • Nada de ejercicio extra al volver a casa, el perro ha estado gran parte del día al aire libre y en un parque grande con lo cual ha hecho ejercicio de sobra y si le poneis a hacer ejercicio extra lo menos que puede ocurrir es que esté agotado.
  • Es normal que al volver de la residencia, sobre todo en perros jóvenes,  descansen dos días, porque están cansados por el ejercicio que han hecho y porque han estado todo el día al aire libre. Igual que el niño que viene del campamento de verano. Es importante no confundir este cansancio con enfermedad, ni con depresión.
  • Si el perro está “ofendido” con el dueño, lo mejor es ignorar al perro hasta que él venga solo a por mimos.
  • Tampoco traten de “compensar” al perro con golosinas, magdalenas, bocadillos, recortes de filetes, etc. al venir de la residencia. Venir a la residencia es parte de la vida normal del perro, no es un castigo, por lo tanto no hay que compensar al perro por nada. Cuando se lleva a un niño o a un bebé a una guardería tampoco hay que compensar al niño  por nada. La mejor demostración de que esto es así, es que la mayor parte de los clientes perrunos que repiten entran muy contentos en la residencia.

Nuestro resumen de todos los consejos es: vida normal al volver a casa.

Perros jugando

Saludos y ladridos:  Juan H. Koers