¿Cómo hacer un rascador para Gatos?

Rascarse es un acto innato y necesario de los gatos. Rascar las uñas es algo que hacen para limpiarlas y afilarlas, y no le importará dónde hacerlo. Si quieres evitar que te estropee los muebles, tener un rascador es esencial. Cada vez que tu gato arañe algo que no debe, simplemente cógelo y llévalo al rascador hasta que capte el mensaje.

Existen diversos tipos de rascadores en el mercado pero estos suelen costar mucho dinero. Por eso, te presentamos este hazlo tu mismo que te permitirá tener un rascador fantástico a un precio muy módico:

MATERIALES

  • Un poste de 12cms x 12 cms, o 2 piezas de 6×12 cms (verticalmente debe superar la altura de tu gato) 
  • Una pieza de madera de 30 cms2 .
  • Dos piezas de madera de 6cms x 18 cms.
  • Tornillos de madera
  • Ganchos, tachuelas o similares
  • Martillo
  • Serucho
  • Destornillador
  • Alfombras
  • Protector de ojos
  • Guantes de trabajo

PASO A PASO

1. Decide las medidas del poste antes de empezar. El poste debe de ser estable, porque si se cae, el gato puede encontrarlo incómodo y dejar de usarlo. El poste debe de ser como mínimo de la misma largura del gato y un poco mas para acomodarse a su estiramiento. Para este caso, se seleccionó un poste de 12 cm x 12 cm.

2. Usa un poste de 12cm x 12cm o dos piezas de 6cm x 12cm pegadas juntas y córtalas a la largura que necesites. Déjalo para luego.

3. Haz la base. La base tiene dos capas. La primera capa está hecha con tres secciones de 30cm (6cm x 18cm) de lado a lado. Corta dos secciones de (6cm x 18cm) para que coincidan con la anchura de la primera capa.

  • Pon estas dos secciones en la segunda capa y en paralelo a la primera.
  • Ata la capa superior a la inferior usando tornillos de madera. Esto hace que sea una base pesada y estable.

4. Cubre la base con el material de rascado que elijas. Algo que sea parecido a una alfombra. O compra una alfombra barata. La cuerda natural esta bien, pero lleva un buen rato enrollarla bien y requiere unos cuidados.

  • Asegúrate de clavar los clavos con un martillo. Evita que sobresalga nada que se pueda enganchar en las uñas del gato. Quita cualquier elemento peligroso que pueda dañarle.
  • Si usas grapas (corchetes grandes), puedes golpearlas con un martillo para que queden lo más planas posibles.

5. Pon el poste en el centro de la base. Agarra el poste a la base utilizando un tornillo en cada lado.

6. Cubre el poste con material de rascado.

7. Añade un juguete favorito del gato en la cima del poste para que se sienta atraído y conozca su nuevo poste.

  • Si quieres un poste doblemente divertido, ata unos cepillos a la altura de los ojos del gato. Puede frotar la cabeza contra ellos.

ADVERTENCIAS

  • Asegúrate de que los clavos, las grapas y otros materiales afilados no estén expuestos. Es poco probable que puedan herir al gato, pero lo mejor es no correr riesgos. Además, deberás trabajar en un lugar lo más limpio posible.
  • Utiliza tus lentesy guantes de seguridad. Los accidentes inesperados pueden pasar en cualquier lugar y situación. Lo mejor es estar bien preparado para cualquier contratiempo que pueda surgir.
  • Si añades algo para que juegue, asegúrate de que sea algo suficientemente largo para que pueda estar atado a lo alto del poste y no salga volando si tu gato juega violentamente con él.
  • La alfombra usada de segunda mano es genial, pero asegúrate de que es de una casa que no tenga mascotas. El olor de un animal extraño puede hacer que el gato rechace el poste rascador, o peor aún, que lo marque con orina.