OTRO PERRO BAJO LA PIEL

   

“A Grenouille le quedaba suficiente perfume como para
esclavizar al mundo entero, si hubiera querido. Habría podido entrar en Versalles y poner al rey a sus pies. Habría podido escribir una carta perfumada al papa y revelarse como el nuevo Mesías. Habría podido hacer todo esto y más, si lo hubiera deseado. Poseía un poder más fuerte que el dinero, el terror o la muerte. El invencible poder de dominar el amor de la humanidad. Sólo había una cosa que el perfume no podía hacer: No podía convertirle en una persona  capaz de amar y ser amada como las demás.”

 “El Perfume”,
de Patrick Suskind

Otro perro bajo la piel.
Por Naimed Sayarba

Nunca me sentí tan perro como aquella madrugada al borde de la playa de la Mermejita. He de confesarlo; estaba lisergicamente dopado. Laura me pidió como un milagro inesperado que la besase y así lo hice. Tres minutos enroscados el uno con el otro y un torrente de emociones sacudió todos nuestros sentidos. Tras ese beso largo y dilatado, le pedí que viniese a mi casa. No llegamos a mi habitación. Caímos revolcándonos por el suelo del jardín, manoseándonos sin pudor, rompiéndonos en pedazos la ropa. Todo eran olores, aromas, una mezcla de su cuerpo y de todas las pequeñas fragancias que existían en ese trozo de suelo donde finalmente el amor nos hizo y nos deshizo. De pronto me di cuenta; ¡Podía oler como veinte aromas diferentes que acudian a mi nariz como moscas a la miel!. Un torrente de sensaciones que llegaban directamente a mi cerebro. No recuerdo las imágenes de aquél momento, apenas puedo ahora reproducir de nuevo las sensaciones que resultaron de tocar su piel, o el sabor de su boca al chocar furiosa contra la lengua mía. Sin embargo el festín de aromas que nos envolvió es algo que permanece profundamente indeleble en algún punto de mi memoria. Profundamente indeleble.

El olfato es un sentido muy sensible y poderoso. Es el único que viaja directamente a la corteza cerebral, por lo cual es el sentido más rápido de todos. Éste determinará, según el olor, considerar a alguien agradable o repulsivo; un resultado positivo será fundamental en el proceso de atracción. La estrecha relación entre el olfato y las emociones estaría dada por la interconexión de las regiones cerebrales implicadas en el procesamiento de ambas sensaciones, siendo el sistema límbico -y en especial la amígdala- el centro integrador por excelencia. La emocionalidad de las personas se asocia fuertemente a aquello que huelen y su memoria establece la conexión futura a nivel del cerebro, desde aquellos centros que procesan y/o interconectan a los sistemas de percepción sensorial y de creación de emociones. La supremacía del olfato en nuestros recuerdos emotivos requiere de todos modos más estudios para llegar a ser entendido y explicado cabalmente como un modificador por excelencia de la conducta social del ser humano.

Aquella madrugada de verano, me sentía tan perro como el documentado caso del libro del neurólogo inglés Oliver Sacks, “El hombre que confundió a su mujer con un sombrero”, donde cuenta la historia de Stephen D., un estudiante de medicina de 22 años, luego de que una noche tomó una buena cantidad de anfetaminas y soñó que se había transformado en un perro y que estaba rodeado por olores extremadamente intensos. El sueño pareció continuar cuando se despertó; repentinamente, su mundo se había llenado de olores acres. Mientras iba al hospital esa mañana,  (Stephen hacía practicas como doctor) “Olía como un perro. Y oliendo de esa manera, reconocí a los veinte pacientes que estaban ahí, antes de verlos”, le contó más tarde al neurólogo; “cada uno tiene su propio olor particular”, le dijo, “mucho más vívido y evocativo que cualquier expresión de su cara”. El también podía reconocer las calles y los negocios locales por su olor. Algunos olores le brindaban placer y otros le disgustaban, pero todos eran tan penetrantes que le resultaba muy difícil pensar en cualquier otra cosa.

Como el personaje Jean-Baptist Grenouille de la novela El perfume (escrita por Patrick Suskind), quien se convirtiera en asesino para robar el aroma de ciertas doncellas y hacer con ellas el más sublime perfume, el ser humano, tiende a modificar su conducta en respuesta a los aromas que percibe. Nuestra cultura coloca al olfato en tal bajo valor que nunca hemos desarrollado un vocabulario apropiado para describirlo. En “Una historia natural de los sentidos”, la poeta Diane Ackerman nota que es casi imposible explicar cómo huele algo, a alguien que no lo ha olido. Existen los nombres para toda una gama de matices de colores, escribe. Pero ninguno para los tonos y los tintes de un olor.

Todo lo anterior nos pone en cierto contexto para hacernos una pregunta ¿es posible utilizar el aroma como una herramienta más de expresión?, ¿cómo la pintura?, ¿cómo la música?, ¿Se puede grabar un olor?. En el Instituto de Tecnología de Tokio se está desarrollando un aparato capaz de grabar y reproducir los aromas de cualquier alimento. Sea una copa de vino o un pan recién hecho, el aparato analiza el olor y seguidamente lo reproduce mediante la combinación de determinados componentes químicos no tóxicos. Pambuk Somboon dirige en el instituto el desarrollo de esta novedosa grabadora de aromas que se compone de 15 narices electrónicas, que combinadas entre sí pueden detectar una gran variedad de olores. Para poder reproducir nuevamente el olor detectado el aparato posee 96 ingredientes químicos con los que realizar la combinación adecuada y reproducir dicho olor.

¿Qué ocurre cuando se utiliza el aroma para transformar la realidad?, ¿qué sucede cuando ese aroma es combinado con un Acto Poético? Acto que segúnA. Jodorowsky “debe de ser bello, estético y prescindir de toda justificación. Puede también acarrear cierta violencia. El acto poético es una llamada a la realidad: hay que enfrentar a la propia muerte, a lo imprevisto, a nuestra sombra, a los gusanos que hormiguean dentro de nosotros. Esta vida que nosotros quisiéramos lógica es, en realidad, loca, chocante, maravillosa y cruel. Nuestro comportamiento, que pretendemos lógico y consciente, es, de hecho, irracional, loco, contradictorio. Si observáramos lúcidamente nuestra realidad, constataríamos que es poética, ilógica, exuberante. El acto poético debe siempre ser positivo, ir en el sentido de la construcción y no de la destrucción. El choque causado por el acto debe ser positivo”. 

En este contexto surge el proyecto Grafiti Poético (GP), el cual propone “pintar muros con aromas y no con colores”. GP utiliza aerosoles que contienen olores, (sin pigmentos de color) los cuales han sido previamente descontextualizados de su uso original siendo “rebautizados” con otro nombre (ver etiqueta http://flic.kr/p/bZt9KN ) para crear así un efecto psicomágico y poder ser usado como acto poético. GP es anticolor, es antiestética. Transforma el entorno psicogeográfico, apoderándose de los estereotipos tan criminalizados del grafiti y de su modus operandi. Consideramos a los aromas como una herramienta artística que pueden también transformar los espacios públicos con esencias aromáticas que emanan de un aerosol y que asumen un significado en el contexto de un acto poético. GP es en sí mismo un artificio situacionista con el que se pretende activar un lugar común y cuestionar los límites de lo social, de lo permitido y de lo legal.

Es un acto de provocación intelectual que surte efecto al generar una reacción de asombro en los que transitan, así como de las mismas autoridades. Es una puesta en escena que a manera de ritual transforma radicalmente aquello sobre lo que es rociado, alterando lo transparente, volatilizando los espacios y las dinámicas ciudadanas. GP es  anti criminalización del arte en el espacio público. Es en sí un acto poético que invita a soñar, a crear no a partir de la estética, si no a partir de los aromas y a transformar el espacio público con olores, esencias y poesía. Otro ardid para esquivar el pensamiento único.

Links sobre Grafiti Poético
[ By #FFFFFF ]

Video: http://www.dailymotion.com/video/xr6w3z_grafiti-poetico-n2-guanajuato-mexico-by-ffffff_webcam
Fotos: http://www.flickr.com/photos/aticolunatico/collections/72157629777660058/
Blog: http://grafitipoetico.wordpress.com/  + http://rizomamexicali.tumblr.com