Los niños y las mascotas

Tener una mascota en casa puede ser o no un problema. Hay que ser conscientes a parte de la disponibilidad que tenemos para poder cuidarlo, del espacio que le podamos ofrecer al animal, orque van a depender 100% tanto física como afectivamente de nosotros.

Otro factor que también hay que tener en cuenta, es pensar qué vamos a hacer con ellos durante las vacaciones, si nos lo podemos llevar con nosotros, o se lo podemos dejar a alguien para que nos cuide a nuestro ‘bichito’. Haciendo memoria, recuerdo cuando era pequeña que nos llevábamos a veranear durante tres años seguidos a naranjito, un pez naranja, que al final falleció porque se hizo muy mayor… pobrecito.
Tener un animalito, sea un pez, un perro, un gato o cualquier otro tipo de mascota requiere tiempo y obviamente un desembolse económico, porque hay que alimentarlo y llevarlo al veterinario, porque un animal no es un capricho, es un ser vivo que necesita nuestros cuidados y nuestra atención.
Por estos motivos, es muy importante hacer conscientes a los niños qué significa tener una mascota en casa,obviamente los responsables del animal serán los papis, pero hay que ir introduciendo esa responsabilidad a los más pequeños enseñándoles libros, películas o incluso jugando con ellos.
Esta semana Imaginarium me ha mandado un disfraz de veterinario muy chulo para los peques y lo que proponen a través de él es que los niños aprendan jugando el valor de compartir y a ser más responsables con los animales de compañía. Así que proponen To be… Veterinarian Suit, es un  conjunto completo para que se conviertan en veterinarios, jueguen a ser mayores y aprendan a cuidar mejor de su mascota compartiendo más tiempo con ella.

Muy fácil de poner y quitar, se abre por detrás con velcro.