S Moda: ¿Es España un país preparado para tener perro?

La flexibilidad de la lengua inglesa permite crear multitud de términos a partir de prácticamente cualquier cosa, colocando delante o detrás de una palabra algo que lo defina. Uno de los sufijos que más tiempo ahorra para elaborar conceptos es ‘friendly’. Los 90 vieron nacer el fenómeno, ya pasado, del gay-friendly, mientras en los 2000 asistimos a los programas y aplicaciones user-friendly. Ahora, en la segunda década del siglo XXI, somos testigos de la aparición de una nueva corriente: eldog-friendly.

Desde hace unos años no es extraño ver como los barrios más modernos de Madrid o Barcelona se han llenado de jóvenes con perro. Hasta tal punto se ha convertido en una tendencia, que cada cierto tiempo impera una raza diferente: desde los extravagantes bull terrier a los adorables schnauzer, los omnipresentes bulldogs franceses o los elegantes y estilizados dálmatas y galgos. Hasta aquí, todo bien: modernos paseando perros por la calles más guays de las ciudades, pero… ¿se puede hacer vida “normal” en compañía de una mascota?, ¿es España un país ‘dog-friendly’?

La respuesta no está muy clara, y repite la historia de nuestro país en tantos otros ámbitos, como los derechos humanos o la tecnología: no somos pioneros, pero nos adaptamos rápido. Así, de primeras, podríamos decir que no, no somos un país dog friendly. Sin embargo, echando la vista atrás, se puede asegurar también que el camino recorrido en los últimos años es impresionante, pero todavía queda mucho. Alemania es probablemente el país europeo más amigo de los animales en el continente. En Francia, muchos restaurantes ofrecen cuencos de agua para que los perros puedan beber agua antes incluso de tomar nota a los comensales. Por su parte, Bélgica permite la entrada de mascotas en los transportes públicos sin ningún tipo de restricción, mientras que en España, por lo general, solo está permitida la entrada a perros adiestrados(los que acompañan a ciegos) o a pequeñas mascotas que tienen que ir encerradas en receptáculos rígidos.

dálmatas

Los dálmatas, unos perros muy elegantes y muy de moda.

Foto: Cordon Press

La web estadounidense Bring Fido, una especie de guía de viajes perruna, solo coloca a Barcelona entre las ciudades más dog-friendly del mundo. Una vez que nos centramos solo en España, la web considera que, aparte de la ciudad condal, Madrid, Bilbao, Granada o Palma de Mallorca son destinos ideales si vas acompañado de tu perro. Sin embargo, al estar especializada en viajes, los parámetros para definir esta suerte de ranking solo son válidos para viajeros. A nivel local, la joven web SrPerro da algunas pistas más relevantes para conocer cuáles son los lugares de España donde tener perro no supone mucho problema en el día a día. Su responsable, Micaela de la Maza, dejó su trabajo hace unos meses para lanzarse a la aventura de crear una página que diera un servicio que ella misma echaba de menos: “estaba convencida que mi idea -ofrecer información práctica, fiable, de calidad pero también divertida sobre perros en internet- le iba a interesar a mucha otra gente, que era viable y, sobre todo, que resolvía un problema real”, cuenta. La idea surge, como casi siempre, de una necesidad. Micaela vive con su perro, llamado Colega, y cada vez que necesitaba servicios como canguros caninos, paseadores o información sobre admisión de animales en hoteles, tiendas o restaurantes se tiraba horas y horas buscando en la red, sin encontrar ningún sitio que aglutinara toda esa información. Y, al final, lo más práctico era bajar al parque y compartir consejos y contactos con otros dueños de perros. Con apenas medio año de vida, la web es probablemente el referente más fiable para saber dónde puedes ir con tu perro.

Es difícil establecer una clasificación y nombrar a una ciudad como la más dog-friendly, pero está claro que son las dos localidades más grandes de la península las que están a la cabeza. Basada en la información recogida en su web, Micaela afirma que ”Barcelona, Madrid, Gijón, Bilbao o San Sebastián son ciudades perrunas. A cambio lo son mucho menos Valencia, Santander, Cádiz o León. Un ejemplo que los dueños de perro entienden rápido: cuando miras las ordenanzas municipales sobre tenencia de animales descubres que un buen número de Ayuntamientos no han habilitado áreas ni horarios para que los perros puedan ir sueltos”. En el caso de Madrid y Barcelona, las ordenanzas municipales establecen además que son los dueños de los localeslos que tienen el derecho de admisión, así que la tarea de establecer en qué sitios podemos estar con nuestras mascotas se convierte en algo complicado. SrPerro facilita la tarea con su carácter colaborativo, donde los usuarios aportan sus propias experiencias, positivas y negativas, para establecer el mapa dog-friendly de España. “El grueso del ‘rastreo’ lo hago yo con mi perro, Colega”, continúa Micaela. “Me parece importante y útil porque es la mejor forma de descubrir cuál es la situación en cuanto a la aceptación o no de los perros; eso lo descubres pateándote una ciudad y llamando a departamentos de comunicación, hoteles, etc. La idea en SrPerro es fomentar que todo el que quiera pueda compartir sus sitios perrunos, trasladar el boca a oreja que se da entre dueños de canes a la web”.

En contraposición a la “lista negra” de locales anti-perro (“Hay de todo: desde hoteles que dicen ser dog-friendly y luego aclaran que el único requisito es que los perros no pueden entrar en las habitaciones a tiendas que sólo dejan entrar a los perros de “clientes VIP””), Micaela ha creado una pegatina que reparte en los locales dog-friendly que reza “Perros buenos, bienvenidos”, con el fin de hacer más directo el reconocimiento.

Sin duda, una ciudad más abierta a la presencia de animales deriva en unas mascotas mejor educadas, más felices (los perros necesitan estar acompañados, no soportan la soledad) e incluso conseguiría que las adopciones fueran más numerosas, una vez derribadas las desventajas que puede suponer tener un perro. Micaela profundiza un poco en el tema: “estoy convencida que cuanto más fácil sea tener perro en la ciudad, más gente se animará a adoptar y, espero, habría menos abandonos. Si sabes que puedes ir de vacaciones con tu can sin que sea tan complicado como ahora, si asumes de forma natural que puedes salir a hacer unos recados y entrar en diversas tiendas con el perro, si es sencillo localizar paseadores o canguros caninos para momentos puntuales o, incluso más importante, si descubres que puedes desplazarte en autobús o en metro (algo hoy por hoy imposible en el 99% de ciudades españolas), entonces se van anulando muchas de las desventajas o de los problemas de tener perro”.

marley

Una escena del rodaje de Marley & Me.

Foto: Cordon Press

Viajar, de hecho, suelen ser uno de los temas más farragosos cuando se es dueño de una mascota. A pesar de que cada vez más hoteles ofrecen la posibilidad, los problemas empiezan nada más salir de casa y se prolongan durante las vacaciones: desde coger un taxi a llevar el perro a la playa puede suponer un quebradero de cabeza.La compañía eTaxi se ha reciclado en dog-friendly, mientras que lugares de gran afluencia turística (principalmente europea) como la Costa Brava y Gran Canaria han abierto algunas de sus playas a los animales. De hecho, este verano el Cabildo de Gran Canaria ha presentado el proyecto Gran Canaria Pets Welcome, un ambicioso plan para convertir a la isla en el principal destino turístico de mascotas de toda Europa, ampliando el número de lugares que visitar acompañado de animales, ofreciendo información detallada al visitante y cubriendo elementos básicos como una red de clínicas veterinarias y atención 24 horas.

Así que, sin prisa pero sin pausa, y con un camino que ya tienen hecho en Europa y Estados Unidos, España cada vez es más consciente de las necesidades no solo de las mascotas, sino también de sus dueños.

 

(Publicado en S Moda el 30 de agosto de 2012)

Los comentarios están cerrados.