Cómo esconder un mono en la ropa interior

Si durante un viaje a un país exótico decides que quieres convertir en mascota un animal en peligro de extinción y no sabes cómo pasar la aduana sin que lo detecten, no hay nada como esconderlo en el sujetador o en los calzoncillos. Eso sí, procura que el animalito en cuestión no tenga ni muchas ganas de morder ni garras muy afiladas…

FUENTE: www.serendib.btoptions.lk

Esa es la genial idea que se le ocurrió a tres ciudadanos de los Emiratos Árabes Unidos para llegar a casa con amiguitos nuevos. Viajaban desde Bangkok a Dubai, pero fue en la escala en Delhi donde les detuvieron. Debió de ser jocosa la cara de los policías al detectar, durante el cacheo, un bulto sospechoso en la zona genital y averiguar, al exigirles que lo sacaran, que se trataba de unos monos. En concreto, eran loris, primates diminutos con cara muy simpática, pero que se encuentran en peligro de extinción.

Para evitar un roce demasiado íntimo con los loris, los habían metido en bolsas, con las que los introdujeron en los calzoncillos. Según declaraciones de un funcionario de aduanas a la BBC, los primates “se encuentran en buen estado, pero están algo deteriorados”, por lo que están recibiendo tratamiento en la organización, con sede en Delhi, People for Animals. Por su parte, los tres hombres que transportaban a los loris, han sido detenidos.

El peligro de extinción del loris es tal que, hasta hace unos años, se pensaban que ya habían desaparecido del todo; ahora se sabe que hay una pequeña colonia en Sri Lanka, cuya mayor amenaza es la mano del hombre: sufren un importante tráfico de mascotas y son cazados para convertirse en ingrediente de remedios para supuestas enfermedades oculares. ¿Es que no se plantean el hecho de que estos bichejos tengan los ojos grandes, no implica que sean la panacea de la visión? El hombre vendrá del mono, pero en ocasiones sería mucho más provechoso que se pareciera aún más a su antepasado… 

FUENTE: www.edgeofexistence.org

Los comentarios están cerrados.