tordo y alazán

Los conocí estando en Arbejal, una pedanía de Cervera de Pisuerga.

Me alojaba en Casa Simón y salíamos todos los días a hacer alguna ruta por las cercanías. La parte sur de Picos de Europa, una zona increible.

En una de las rutas, cerca de San Sadurní, allí estaban, majestuosos, con sus largas crines y su trote alargado.

Una auténtica preciosidad que nos hizo estar parados contemplándolos, absortos,  durante largos minutos.

tordoyalazan

tordo y alazan relajados