Mi gato y yo

Estuve pensando
y me dí cuenta
de que mi gato y yo
nos parecemos más
de lo que me hubiera imaginado.

Se supone que es un animal irracional
y yo un ser pensante
pero en cuestiones simples
tenemos muchos puntos en común

Los dos somos criaturas peludas
y mordemos cuando nos joden,
de carácter intempestivo,
pero valoramos el cariño
bienintencionado:
con unas caricias en el lomo
quedamos satisfechos.

Ambos somos grisáceos,
si no dormimos estamos irritables
y nos basta
con un poco de comida y un techo
para quedarnos.