rey gitano quiere matar a los perros

[Antofagasta, Chile] [Peligro: 40 niños gitanos juegan al lado de 30 perros vagos. Gitanos preocupados ante la inminente posibilidad de una ataque de los canes.]

Tres perros de mediano tamaño están recostados sobre una loma de arena, mientras a un par de metros juegan tres niños gitanos de no más de 10 años. La escena es normal en el sector de la playa La Chimba, donde acampan de manera permanente alrededor de 30 familias de gitanos.
Paquiza Ilich de algo así como 30 años, cuerpo delgado y huesudo, vestido suelto, confirma que los perros son un peligro para los niños.
Paquiza es madre de tres hijos y en su carpa también hay una cuna; el bebé parece estar durmiendo. Paquiza corta unos tomates cuando realizamos esta entrevista. Los niños escuchan atentos lo que dice la gitana.
La mujer dice que las autoridades deben hacer algo para sacar a los perros del lugar; después de un silencio aclara que su comunidad no alimentan a los perros. Acusa a una señora de alimentar habitualmente a los perros.
En total, calcula la mujer, son alrededor de 30 perros vagos que conviven en el sector. Lo preocupante, dice Paquiza, es que son alrededor de 40 niños lo que pululan en los alrededores del campamento.
Justo en ese momento un perro pequeño persigue a uno de los niños, en algo así como un juego. El perro entra a la carpa y la gitana saca al animal de una patada. Uno de los niños se apega a la mujer y le dice algunas palabras en la lengua gitana (romanés).
Luego la gitana dice que saquemos fotos. Los perros llegan sin que los llamemos.

Rey Gitano
El señor Carlos California, rey de la comunidad, sentado sobre un silla y desde su carpa reconoce el problema. Dice, mientras se peina para la fotografía, que está preocupado pues no quiere que se repita lo sucedido en Sierra Gorda, donde unos perros vagos mataron a un niño.
El señor California habla rápido. Afirma que en su calidad de rey es capaz de ir a Sierra Gorda para que los perros dejen a los niños tranquilos.
Ahora gesticula y dice que pronto también irá al municipio a reclamar por los perros que abundan en la playa La Chimba y que mantienen aburrida a su comunidad.
El rey afirma que el otro problema con los canes es el sanitario. Dice que las pulgas y las garrapatas andan suelta en las arenas; y por consiguiente se debe luchar contra estos bichos. En consecuencia, el rey que habita en una carpa sentenció de muerte a los canes.
24 de octubre de 2012
©estrella de antofagasta